Redes y Observatorios

foto familia_29062022

FAMP pone como ejemplo las políticas de la Diputación de Granada en la batalla contra la despoblación

El presidente de la Comisión de Intermunicipalidad, Diputaciones, ELAs y Reto Demográfico de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y mandatario de la Diputación de Granada, José Entrena; el presidente de la Subcomisión de Reto Demográfico de la FAMP y alcalde de Almócita (Almería), Francisco García; la directora general de Políticas contra la Despoblación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Juana Pagán; el alcalde de Purullena, José Luis Martínez y la representante de la Dirección General para la Política Urbana de la Comisión Europea, Valentina Corsetti, han inaugurado este miércoles, en Purullena, una jornada en la que se ha presentado la Estrategia de la provincia de Granada ante el reto demográfico y la despoblación.

Entrena ha subrayado que la Estrategia Provincial ante el Reto Demográfico y Despoblamiento de Granada “está centrada” en revertir la despoblación. “Este objetivo es la principal línea política de la institución provincial que aspira a coordinar un gran pacto político que ordene las diversas acciones que de despliegan en el territorio con este propósito por diversas instituciones y entidades. La estrategia tiene como fin último revertir el proceso de despoblamiento, no sólo ralentizarlo o combatir sus efectos”.

 En este aspecto, añadió que la Diputación “asume que éste es su mayor reto y que debe afrontarlo de manera inmediata mediante una estrategia coordinada con todos sus municipios, donde los ayuntamientos cobran especial protagonismo a través del foro de alcaldes y alcaldesas”. Este compromiso, recordó, se inició en 2019, con la puesta en común de las distintas áreas de la institución provincial de las diferentes estrategias de reto demográfico y la despoblación del medio rural que se ejecutan en la provincia. De igual manera, abundó que “éste es un problema de difícil solución para que solo pueda resolverse desde la iniciativa pública. Por ello, la Diputación quiere responder a este reto con la implementación de una Estrategia que incorpore sus desafíos demográficos como criterio transversal en todas las actuaciones que desarrolle, con un modelo de Gobernanza que genere un amplio consenso, acuerdos explícitos con otras instituciones públicas y privadas, así como mecanismos eficaces de actuación”.

 El presidente de la Subcomisión de Reto Demográfico de la FAMP y alcalde de Almócita (Almería), Francisco García, se ha referido a que el fenómeno de la despoblación “es un problema complejo que se ve agravado porque los municipios afectados pierden servicios públicos y privados, ven envejecer y masculinizarse la población que aún queda y cerrar los pocos negocios del pueblo progresivamente”.

 García ha resaltado que la “FAMP ha tenido un papel activo y de liderazgo” en Andalucía en relación con la despoblación, dando la voz de alarma, planteando el problema, ayudando a que se escuche a las instituciones y las personas de los municipios afectados, generando espacios de debate y proponiendo medidas que puedan ayudar a resolverlo. Ha resaltado que el Gobierno de España y las diputaciones “están liderando las medidas de apoyo a las personas y a los territorios que sufren el fenómeno de la despoblación. Así, anunció que el Gobierno ha destinado al Plan de Medidas ante el Reto Demográfico más de 10.000 millones y las diputaciones aportan recursos técnicos y económicos con carácter transversal para apoyar a los pueblos más pequeños.   

 Diputación de Granada como ejemplo

García ha puesto de manifiesto las iniciativas de la Diputación de Granada que representan “un camino para la esperanza; y desde la FAMP felicitamos a su presidente, Pepe Entrena, por la iniciativa y ambición con la que se enfrenta al problema”. Pero, advirtió que “se necesitan alianzas contra la despoblación para acabar con las brechas territoriales, entre quienes viven en la ciudad y quienes viven en los pueblos implementando una gobernanza multinivel en nuestros pueblos entre personas, instituciones, organizaciones, empresas y territorios. Y para ello, reconoció el papel de los que se quedan en sus pueblos defendiendo sus tradiciones, la naturaleza, el ecosistema y la permanencia de esa Andalucía rural que proporciona alimentos y calidad de vida al resto de andaluces que viven en ciudades”.

 Finalmente, alertó que es “urgente diseñar e implementar soluciones que procuren servicios públicos básicos adaptados a las necesidades de la población de estos pueblos, posibilitando la igualdad de oportunidades efectiva para sus habitantes, y la cohesión económica y social del medio rural. Es hora de apoyar al emprendimiento, particularmente al femenino, en nuestros pueblos para garantizar su viabilidad futura. Es hora de arrimar el hombro junto a quienes se han arremangado en nuestros pueblos y hacen que sigan vivos cada día”, concluyó.