Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
lab_comercio
ec-cuidado
logo_Lab_Turisno-local
lab-europa2020
Toma posesion Irene Garcia Pta CAGL-foto

FAMP y Consejo Andaluz de Gobiernos Locales refuerzan su labor institucional en defensa del municipalismo andaluz

02/09/2022

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha destacado este viernes “la enorme relevancia y la labor institucional” desarrollada tanto por la FAMP como por el Consejo Andaluz de Gobiernos Locales (CAGL), que desarrollan su tarea de “forma coordinada y complementaria”, llevando las reivindicaciones municipalistas ante las instituciones de la Junta de Andalucía, “siempre en defensa y garantía de la autonomía y las competencias locales”.

 Rodríguez Villalobos ha recordado que el CAGL fue creado, en desarrollo de las previsiones del Estatuto de Autonomía, por la Ley 5/2010, de 11 de junio, de Autonomía Local de Andalucía (LAULA), de mayoría cualificada, y viene desplegando su actividad desde su constitución en septiembre de 2010. Compuesto por representantes electos de los Gobiernos locales andaluces, entre los que se cuentan él mismo como presidente de la FAMP. Tiene atribuidas legalmente, entre otras funciones, conocer e informar con carácter previo y preceptivo los proyectos de leyes, planes y disposiciones generales que se elaboren por la Administración Autonómica de Andalucía, que afecten a las competencias locales propias.

 En ejercicio de dicha función, y en lo que va de año, el CAGL ha analizado e informado sobre 39 proyectos normativos de diferentes rangos, emanados de distintas Consejerías del gobierno autonómico, con incidencia en materias en las que la gestión local es protagonista: urbanismo, servicios sociales, medio ambiente, turismo y cultura, entre otras. Sobre todos estos proyectos normativos, el CAGL emite los correspondientes informes, muchos de ellos con observaciones y aportaciones en garantía del respeto a competencias locales y tendentes a posibilitar una mejor gestión de políticas y servicios públicos locales de calidad para la ciudadanía.

 Estas aportaciones, en caso de ser rechazadas por la Consejería competente, deben motivarse suficientemente teniéndose la opción en dicho caso de que el CAGL solicite su debate ante el Consejo Andaluz de Concertación Local (CACL), máximo órgano de interlocución entre la Junta de Andalucía y los Gobiernos Locales andaluces, previsto en el artículo 95 del Estatuto de Autonomía para Andalucía, donde se intentan alcanzar soluciones de consenso que permitan avances en la actuación de las administraciones en interés general y de la ciudadanía.

 Finalmente, Rodríguez Villalobos ha asegurado que “la existencia de un órgano como el CAGL remarca la fortaleza de un régimen local andaluz”, basado en el Estatuto de Autonomía y en la Ley de mayoría reforzada que lo desarrolla, la LAULA, “pionera en la defensa de la autonomía local y del municipalismo, contribuyendo así al mejor desarrollo de la Administración más cercana a la ciudadanía, representando un complemento muy relevante para el tándem de tarea institucional que supone la labor de la FAMP ante el resto de administraciones y entidades públicas y privadas”, concluyó.