FAMP se reúne con entidades para mejorar la empleabilidad femenina y establecer sinergias de trabajo en el marco del proyecto INTERNISA

Laboratorios participativos

09.02_internisa_famp

FAMP se reúne con entidades para mejorar la empleabilidad femenina y establecer sinergias de trabajo en el marco del proyecto INTERNISA

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Accem, Acción Laboral, Fundación Samu, el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y la Fundación NorTempo han celebrado una sesión de trabajo en la que se han analizado los problemas, soluciones y estrategias para mejorar la inserción laboral de las mujeres y otros colectivos vulnerables y llevar el proyecto INTERNISA hasta los municipios más pequeños y las áreas rurales andaluzas, ya que estos territorios son los que presentan más dificultades laborales.

La secretaria general de la Federación, Teresa Muela Tudela, ha dado la bienvenida a los participantes destacando “esta colaboración interinstitucional que pone en valor la importancia de implementar estos proyectos en estas zonas geográficas con mayores tasas de paro y formación; de ahí la importancia de sumar talento y buenas prácticas”.

Representantes de la Fundación SAMU hablaron sobre su trabajo en el Programa Horizonte con mujeres extuteladas por el servicio de protección de menores, para que después de cumplir la mayoría de edad puedan tener un servicio de orientación laboral y de formación en habilidades sociales básicas. El programa tiene una duración de un año y comienza cuando la joven cumple 18 años. El objetivo de este programa es que puedan emanciparse de manera autosuficiente. Los principales obstáculos que encuentran en su día a día son el que sean jóvenes y no tengan experiencia, la precariedad laboral y la feminización de los trabajos a los que pueden acceder. También, se destacó el interés de las propias mujeres por seguir formándose a la vez que trabajan.

Por su parte Acción Laboral dio a conocer un programa de inserción laboral en varias provincias andaluzas, en el que gestionan ofertas de empleo, realizan un acompañamiento y asesoramiento y ofrecen formación. Los colectivos con los que trabajan son personas mayores de 45 años, en riesgo de exclusión social, parados de larga duración o que reciban algún tipo de subsidio. Cuentan con un programa orientado a mujeres de pueblos de Sevilla, además de formación en competencias digitales. En este caso comparten el problema de la feminización del trabajo demandado, como limpiadoras y camareras, teniendo una mayor dificultad de encontrar empleo las mujeres con otros perfiles.

La Fundación Nortempo se dedica principalmente a la orientación laboral con el programa Integra y cuenta mayormente con fondos de la Junta de Andalucía. Esta institución considera la digitalización como algo imprescindible en el reciclaje de la población para sacar a estos colectivos de la vulnerabilidad. La Fundación ha destacado el valor de la orientación para convencer sobre la importancia de la formación y la realización de prácticas.

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha compartido diversos programas que llevan a cabo en políticas de igualdad y empleo como es el caso de Univergem, de empleabilidad y emprendimiento de mujeres universitarias. Han recordado que la inmensa mayoría de empresas no cuentan con un plan de Igualdad, a pesar de que la ley lo exige para las empresas de más de 50 trabajadores/as También se invitó a las participantes como organizaciones a unirse a la red andaluza de entidades conciliadoras (de la que participan todas las universidades y diputaciones, casi un centenar de ayuntamientos, la Cámara de Comercio y colegios profesionales.) para poner en común sus experiencias y buenas prácticas.

Accem es una ONG a nivel nacional, que ha explicado su experiencia en Sevilla; especialmente con migrantes y solicitantes de asilo y refugio, además de personas con permisos de trabajo y residencia vigente no comunitarias.  Cuentan con servicio social, jurídico y atención psicológica. Participan en el programa Empleando Juntos, donde las mujeres suponen un 72% de los usuarios, y la mayoría son empleadas del hogar. Ofrecen formación transversal que incluye habilidades básicas y competencias digitales. Merece mencionar también el problema al que se enfrentan muchas usuarias, quienes después de realizar un gran esfuerzo en formación y búsqueda activa de empleo, se ven obligadas a rechazar contratos sin garantías ni estabilidad.

Como conclusión a este encuentro de trabajo se ha acordado colaborar estrechamente con el fin de identificar los problemas a los que se enfrentan las mujeres ante el empleo, además de compartir estrategias y buenas prácticas para eliminar los problemas estructurales que encuentran las entidades en esta tarea. La próxima cita será a finales de marzo, en el marco de dos talleres dirigidos a actores políticos y organizaciones educativas cuyo objetivo es generar recomendaciones de cara a garantizar la sostenibilidad del enfoque INTERNISA. Finalmente, la FAMP ha ofrecido la posibilidad de compartir sus recursos generados para la formación online de INTERNISA, así como el uso de la plataforma de empleo específica del proyecto para mejorar la empleabilidad femenina.