Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
lab_comercio
ec-cuidado
logo_Lab_Turisno-local
lab-europa2020
IMG-20211209

FAMP celebra nuevas jornadas de Formación en las que se abordan el régimen jurídico de las autorizaciones municipales y los modelos de gestión de mercadillos

El presidente de la Asociación para la Gestión y Modernización del Comercio Urbano y Mercadillos (GESCOMER), Carlos Martí Roy; y la secretaria general de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Teresa Muela Tudela, han inaugurado este jueves mediante una webinar unas jornadas de Formación Continua on line, que concluirán mañana viernes, en las que se abordan “el régimen jurídico de las autorizaciones municipales, fórmulas colaborativas y modelos de gestión de mercadillos”.

Los objetivos se centran en tres ejes: la normativa de las autorizaciones municipales, los modelos de gestión y los instrumentos de participación, ya que la mejora de los mercadillos “debe ser una tarea compartida por todos los actores implicados en el desarrollo de esta actividad, sustentada en fórmulas colaborativas, con el objetivo de avanzar en estrategias que permitan fortalecer el sector impulsando proyectos para aumentar la eficiencia, la competitividad y la calidad de los servicios ofrecidos a la ciudadanía, sobre todo potenciando la digitalización”.

Muela Tudela ha afirmado que “el mercado ambulante es un factor dinamizador y vertebrador, una herramienta fundamental en la lucha contra el despoblamiento en zonas rurales que asume una función locomotora y generadora de sinergias en la economía local, como reconocieron cada uno de los alcaldes y alcaldesas que participaron en esta jornada de Formación Continua”.

En esta ocasión, apuntó, “hemos analizado el régimen jurídico de las autorizaciones municipales de los mercadillos, una competencia propia de los municipios y sin la cual no podría iniciarse esta actividad en la localidad”. En este sentido, resaltó que “la competencia municipal no finaliza con la autorización, sino más bien se podría decir que empieza con ella, pues la celebración del mercadillo ambulante en cada uno de los pueblos y ciudades de Andalucía lleva aparejada la ejecución de toda una serie de competencias y actuaciones municipales, tan necesarias como imprescindibles, para asegurar el buen funcionamiento del mercadillo”.

Competencias municipales como son, entre otras: el acondicionamiento físico de los espacios destinados a su instalación (art. 9.23 LAULA); la seguridad ciudadana (art. 9.14 LAULA); la protección de la salud pública (art. 9.13 LAULA) y la defensa de las personas usuarias y consumidoras (art. 9.15 LAULA)

La secretaria general de la FAMP concluyó asegurando que “recuperar el prestigio de los mercadillos debería realizarse mediante el impulso de fórmulas colaborativas público-privadas, que han venido funcionando en otros ámbitos como son los mercados de abastos o los centros comerciales abiertos”.

Por su parte, Martí Roy ha incidido que “los mercadillos son una actividad legendaria” que ofrecen un servicio público allá donde no llega el mercado tradicional y fortalece el tejido social de los municipios pequeños. También ha indicado que “los mercadillos se integran en nuestra cultura mediterránea” ofreciendo un gran atractivo turístico, pero advirtió que, aun así, “necesitamos recuperar el prestigio con la ayuda de los ayuntamientos andaluces, ya que es la Administración con más competencias en el sector; por eso, estas jornadas de la FAMP son tan importantes para el futuro de nuestros mercadillos. Una colaboración que valoramos positivamente y seguirá en las próximas ediciones de Formación Continua que promueva la Federación”.

Durante esta primera sesión de trabajo, se ha puesto de manifiesto que los mercadillos son, en muchos casos, “claves en el desarrollo de los pueblos y ciudades”, actuando como un elemento dinamizador de la actividad social, económica y cultural. “Son lugares de socialización de compras, lugar de encuentro de vecinas, vecinos y visitantes”. Además de seguir constituyendo una tradición con importante arraigo en la cultura popular. Son una fuente de integración y cohesión social en tanto que son fuente de empleo para personas en riesgo de exclusión; útiles para el impulso de la cadena de suministro sostenible; y una herramienta fundamental para evitar el despoblamiento en tanto que en muchos casos son el único recurso que tienen los habitantes de estos pueblos para acceder a determinados productos de primera necesidad.

 

Necesidad de adaptación

En las anteriores jornadas de la FAMP, celebradas el pasado mes de noviembre, se llegó a la conclusión de que el comercio ambulante está necesitado de modernización, mejorar su imagen y calidad, así como de un necesario rejuvenecimiento. En este sentido, los ayuntamientos ya están en la tarea, como ha señalado Muela Tudela, por tanto, “podemos concluir que el diagnóstico está hecho y que es compartido. De hecho, ya hay municipios que están trabajando para enfrentar los retos del sector. Algunos de ellos, han mejorado las instalaciones y los servicios a la ciudadanía en los espacios en los que se desarrollan los mercadillos”.

La primera mesa redonda abordó el Régimen Jurídico de las autorizaciones municipales; competencia, naturaleza y carácter, contenido y efectos, titularidad y transferibilidad de las mismas, con la participación de José Antonio Rodríguez Huertas, coordinador técnico del Servicio de Consumo y Comercio del Ayuntamiento de Albolote (Granada); Carlos Martí Roy, presidente de GESCOMER; José Antonio Bonilla Ruiz, secretario del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) y Juan Manuel Fernández Priego, director de Gabinete Técnico y Comisiones de Trabajo de la FAMP.

La jornada de este jueves ha concluido con una mesa redonda en la que se han analizado las buenas prácticas y en la que ha intervenido Manuel Anguita Quesada, alcalde de Torredonjimeno (Jaén), siendo moderado por Juan Manuel Fernández Ortega, director de Formación e Innovación Pública de la FAMP.

Las jornadas acabarán mañana viernes con la mesa redonda: Fórmulas colaborativas y modelos de gestión de mercadillos en la que intervendrán, Francesc Povedano del Ayuntamiento de Barcelona; Pedro Cintero, concejal de Deportes, Salud, Consumo y Atención al ciudadano del Ayuntamiento de Linares y Simeón Rojas, presidente de UNECA Andalucía. Serán moderados por Juan Manuel Fernández Ortega, director de Formación e Innovación de la FAMP.

La siguiente mesa redonda abordará los instrumentos de participación en la gestión de los mercadillos con la participación de Ángel Luis Martín, subdirector general de Entidades Comerciales y Promoción de la Dirección General de Comercio de la

Comunidad de Madrid; Miguel Piñol, director general de Comercio del Gobierno de Islas Baleares; Enrique López Borrego, representante de la Federación de Comerciantes Ambulantes de Castilla y León. Moderará el debate María Isabel López, subdirectora de la Dirección General de Comercio de la Junta de Andalucía.

La clausura correrá a cargo de Carlos Martí Roy, presidente de Gescomer, y del director del Gabinete Técnico y Comisiones de Trabajo de la FAMP, Juan Manuel Fernández Priego.