Formación

27072018

FAMP alerta, en Antequera, sobre el problema de la despoblación que afecta a la Andalucía rural en el Foro Conversa de la Cadena Ser

El vicepresidente de la Subcomisión de Reto Demográfico de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y alcalde de Mollina (Málaga), Eugenio Sevillano Ordóñez, ha participado en el Foro Conversa sobre despoblación organizado por Ser Andalucía Centro, que se celebró este pasado martes en Antequera, en el que se ha abordado este problema que afecta a la mitad del territorio andaluz. En este encuentro, se ha puesto de manifiesto que desde el año 2000 hay ya 389 municipios andaluces que han perdido población. El 90% de ellos son municipios rurales de menos de 5.000 habitantes y con más del 50% de su territorio con pendientes superiores al 20%, pero también afecta ya a muchas de las ciudades medias que articulan Andalucía. Esta situación ha provocado que el fenómeno de la despoblación haya entrado en el debate político y social.

 Sevillano Ordóñez ha subrayado que desde la FAMP se ha puesto sobre la mesa esta problemática “dando la voz de alarma, planteando el problema, ayudando a que se escuche a las instituciones y las personas de los municipios afectados y generando espacios de debate y proponiendo medidas que puedan ayudar a resolverlo”. De igual manera, recordó que el Reto Demográfico forma parte de la agenda política ya que el Gobierno de España aprobó, en marzo de 2021, El Plan de Medidas ante el Reto Demográfico que destinará más de 10.000 millones y 130 políticas activas a luchar contra la despoblación y garantizar la cohesión territorial y social. Sin embargo, señaló que “estamos esperando a que la Junta de Andalucía presente su Plan de Medidas ante el Reto Demográfico, y ya le hemos trasladado desde la FAMP, desde el municipalismo nuestro interés en que presente cuanto antes, se debata y podamos sumar esfuerzos”.

 Papel de las Corporaciones locales

En cuanto al trabajo y esfuerzo que realizan las diputaciones andaluzas, el vicepresidente de la Subcomisión de Reto Demográfico de la FAMP, ha resaltado que  éstas han venido “liderando planes e impulsando medidas concretas para luchar contra la despoblación, poniendo todos los recursos técnicos y económicos, con carácter transversal, para apoyar a los municipios en riesgo de despoblación, con medidas como evitar la brecha financiera con el cierre de oficinas bancarias facilitando que al menos queden cajeros automáticos, promoviendo y subvencionando la instalación de comercios. Así como la mejora de los accesos y subvencionando transporte público e invirtiendo en el mantenimiento y dotación de infraestructuras destinadas a servicios públicos”.

 Sevillano Ordóñez ha agradecido el papel que desempeñan los ayuntamientos y los alcaldes porque “en Andalucía no ha desaparecido ningún municipio, como si ha ocurrido en otras comunidades autónomas; y eso es mérito de estos cargos electos que luchan contra la despoblación y han peleado por la calidad y la dignidad en la prestación de los servicios públicos y por la supervivencia de cada negocio en su pueblo sabiendo generar iniciativas que atrajeran emprendedores y turistas hasta sus municipios.”

 Por otra parte, adelantó que, para este año, la FAMP organizará unas jornadas el 27 de octubre “haciendo redes contra la despoblación” con el objetivo de crear conciencia sobre la despoblación y promover la creación de redes que ayuden a combatirla buscando soluciones juntos. También pretenden ofrecer recursos a quienes ya están inmersos en esta lucha y ser un espacio de puesta en común para avanzar, con la voluntad de inspirar ideas útiles, conscientes de que las verdaderas soluciones nacen del territorio, de los protagonistas que se mantienen en los pueblos, y de que estas no son homogéneas o intercambiables.

Finalmente, apostó por “el diseño y la implementación de soluciones que procuren servicios públicos básicos adaptados a las necesidades de la población de los pueblos, posibilitando la igualdad de oportunidades efectiva para sus habitantes; así como la cohesión económica y social del medio rural. Y para ello es necesario apoyar el emprendimiento, particularmente al femenino, en nuestros pueblos para garantizar su viabilidad futura, y asentar la población al territorio”, concluyó.

 

06062018_