La Red Andaluza de Ciudades Saludables (RACS) es una sección más dentro de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) creada en 1990. Desde su constitución se configura como una red de municipios y otras entidades locales andaluzas, interesadas en fomentar las nuevas iniciativas sobre “gestión de la salud pública” desde el ámbito municipal.

El origen de “Ciudades Saludables” (Healthy Cities) hay que buscarlo en El Proyecto “Ciudades Saludables” de la OMS (1987) cuyas metas y estrategias quedan reflejadas en los siguientes documentos:

  - “Salud para Todos en el año 2000” (1984), y,
- “La Carta de Ottawa para la promoción de la salud” (1986).

La RACS se rige por lo dispuesto en los Estatutos y Reglamento de Régimen Interior de la Federación, así como por sus propias “Normas de Organización y Funcionamiento” (Primera).[1] A su vez, está coordinada tanto con la Red Nacional como con la Red Europea de Ciudades Saludables.



[1] Normas de Organizacón y Funcionamiento de la Red Andaluza de Ciudades Saludables, 1ª.