Redes y Observatorios

23022018

Villalobos se reúne con el secretario de Estado de Hacienda por las demandas del superávit y de la regla de gasto

Se muestra "optimista" con la reunión prevista entre Montoro y el presidente de la FEMP

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha celebrado un encuentro con el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, abordando entre otros aspectos la reivindicación del municipalismo andaluz respecto a "reinversión" del superávit o excedente presupuestario cosechado por las administraciones locales durante 2017, así como la reivindicación de que sea revisada la regla de gasto para poder incrementar las inversiones locales.

Tras el encuentro, Villalobos ha querido destacar que "las vías de diálogo con la Secretaría de Estado en los principales asuntos que incumben al municipalismo continúan abiertas", porque "hemos vuelto a encontrar predisposición al entendimiento y a encontrar soluciones, algo que nos hace ser optimistas" ante el encuentro que la próxima semana mantendrán el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero.

Respecto a su encuentro con el secretario de Estado de Hacienda, Rodríguez Villalobos ha detallado que se ha centrado en las posibilidades de "reinversión" del superávit o excedente presupuestario cosechado por las administraciones locales respecto al ejercicio 2017, así como la reivindicación de que sea revisada la regla de gasto para poder incrementar las inversiones locales en los próximos ejercicios, sin incurrir en una situación de déficit.

En relación con la flexibilización y autorización para la inversión de los 5.000 millones de euros que se calcula arrojará la liquidación de los presupuestos ejecutados durante 2017 por las múltiples administraciones locales, Villalobos ha solicitado que el Ministerio "autorice ya, en un decreto ley,, la utilización de esos recursos financieros para ejecutar inversiones" y, además, ha reclamado "mejoras en el uso de esos recursos".

Empleo local

Esas mejoras, en opinión del presidente de la FAMP, "pasan por la autorización para que los ayuntamientos y diputaciones podamos poner en marcha programas que incentiven el empleo en clave local, la ampliación de supuestos dentro del marco de inversiones financieramente sostenibles al servicio de extinción incendios, limpieza viaria, cementerios, educación, cultura y deporte y la apertura de esas inversiones a la adquisición de mobiliario o vehículos para determinados servicios municipales o provinciales".

Acerca de la flexibilización de la regla de gasto, Villalobos ha expuesto que "se trata de una cuestión que, en los últimos años, viene mermando nuestra capacidad de inversión, aun cuando venimos cumpliendo con los objetivos de déficit desde 2013 y, a día de hoy, acumulamos 30.000 millones de euros en depósitos bancarios a raíz de esa medida, que no podemos reinvertir en servicios a la gente".

Ante esa coyuntura, el presidente de la FAMP ha solicitado que en el ejercicio presupuestario siguiente, el crecimiento autorizado del gasto se calcule a partir del gasto computable máximo, y no desde importes liquidados, porque "si se autoriza el crecimiento desde el importe liquidado del ejercicio anterior, se reduce la capacidad de gasto sin que haya existido una disminución de gasto estructural".

Computar el gasto

También ha propuesto Villalobos que el necesario ajuste en el cálculo de la regla de gasto pase por "un menor gasto computable de aquellos gastos que se deriven del cumplimiento de exigencias normativas, como el incremento de sueldos de los funcionarios o las notificaciones del servicio recaudación, así como en la parte que debemos cofinanciar las entidades locales en proyectos subvencionados por otras administraciones, caso de fondos europeos, por citar ejemplos".

Otro supuesto en el que la FAMP cree que no debe computarse gasto y que se ha planteado al secretario de Estado ha estribado en que no sean contabilizadas como gasto computable las inversiones de aquellas entidades locales que cumplen los principios de estabilidad presupuestaria y límites de deuda, siempre que se financien con recursos del ejercicio en curso.

Dado el caso, Fernando Rodríguez Villalobos se ha mostrado "optimista" ante el encuentro que la próxima semana mantendrán el ministro de Hacienda y el presidente de la FEMP.