Redes y Observatorios

030718

Villalobos considera que la simplificación de las normas de energía y fomento de las renovables beneficiará el desarrollo de los municipios andaluces y el medio ambiente

03/07/2018

La Estrategia FAMP 2020 en materia energética apuesta por hacer más sostenibles e inteligentes los pueblos y ciudades andaluzas contribuyendo, desde el buen gobierno, a su diseño y gestión

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha valorado “como muy importante” para el desarrollo socioeconómico de los municipios y el medio ambiente la aprobación por parte del Consejo de Gobierno andaluz de un decreto ley de simplificación de las normas en materia de energía y de fomento de las energías renovables, con el fin de reactivarlas para ganar en competitividad siguiendo la hoja de ruta de la Estrategia Energética Andalucía 2020. Las ciudades son el motor del cambio para un nuevo modelo energético.

Este decreto ley va dirigido al sector empresarial y al consumidor final. Elimina requisitos y duplicidades en los trámites y declara inversiones de interés estratégico los proyectos de energías limpias. La norma elimina requisitos tanto para las edificaciones como para las empresas, además de declarar inversiones de interés estratégico las iniciativas de aprovechamiento de fuentes renovables que corresponden a la comunidad autónoma en el marco de las dos últimas subastas convocadas por la Administración central que el extinto Ministerio de Energía convocó en 2017.

Este Decreto Ley eliminará obstáculos para el desarrollo de estas iniciativas y se favorecerá el cumplimiento de los objetivos de la Estrategia Energética de Andalucía 2020, que marca en el 25% la aportación de las renovables al consumo final bruto de energía en ese año, frente al 17,6% actual.

Por otra parte, el presidente de la FAMP ha recordado que esta norma permitirá mantener el ritmo de desarrollo de las renovables en Andalucía, cuyo consumo ha aumentado desde 2005 en un 240%, frente al 100% nacional. Durante el mismo periodo, la comunidad ha registrado una disminución del 26% en el uso de combustibles fósiles”. Las energías limpias aportan el 17,6% del consumo bruto final, el 39% de la generación eléctrica y el 40% del consumo de electricidad.

Andalucía es líder nacional en termosolar de alta temperatura, con el 43% de los 2.300 megawatios instalados en España, ocupa el segundo lugar en potencia fotovoltaica (890) y produce la cuarta parte del total nacional en biomasa (2.000 megawatios)

ESTRATEGIA FAMP 2020

La FAMP trabaja para la implementación de medidas que mejoren las condiciones energéticas en los gobiernos locales andaluces; así como la consecución de los retos en energía y medioambientales recogidos tanto en la Estrategia FAMP 2020 en materia energética. “Hacia un nuevo modelo energético en Andalucía: Gobernanza Local+Inteligente+Sostenible” como en la Estrategia Energética de Andalucía 2020.

La Estrategia FAMP 2020 en materia energética “Hacia un nuevo modelo energético en Andalucía: Gobernanza Local + Inteligente + Sostenible” representa una apuesta por hacer más sostenibles, e inteligentes nuestros pueblos y ciudades contribuyendo desde el buen gobierno a diseñar y gestionar el entorno.

El objetivo es fomentar el trabajo entre los gobiernos locales adheridos a la Federación en torno a  la sostenibilidad en Andalucía, así como la cooperación territorial entre las administraciones locales y con otras administraciones públicas y entidades privadas regionales, estatales, europeas e internacionales, siendo su meta lograr el desarrollo sostenible de las ciudades y pueblos andaluces.

Entre las actividades desarrolladas por la FAMP para llevar a cabo el tránsito hacia una nueva cultura energética, se destaca la de generar herramientas y procesos que contribuyen a la innovación, el gobierno abierto y la mejora de los servicios públicos que permiten la puesta en marcha de políticas públicas más sostenibles, como el Laboratorio Participativo de Eficiencia Energética, con la ayuda de los proyectos europeos en materia de Eficiencia Energética como GREENS, ENERJ, SUPPORT, GARVELAND.

Según el presidente de la FAMP, “solo conformando un ecosistema energético de calidad para nuestras ciudades esto será posible; de modo que, instamos a los actores clave a que trabajen para transformar el espacio urbano actual hacia uno más sostenible desde la perspectiva central y transversal de la energía”.