Redes y Observatorios

05-10-2021_2

La FAMP inauguró el “I Congreso Nacional de Economía Circular y Comunicación Ambiental” en Sevilla

La secretaria general de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, Teresa Muela, llevó a cabo la apertura institucional de este evento, en el que se dieron cita líderes empresariales y gubernamentales; y se analizaron estrategias, herramientas y recursos, facilitando así la implantación de la economía circular en el ámbito público, privado y social.

05-10-2021

Teresa Muela, secretaria general de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, inauguró en Sevilla el “I Congreso Nacional de Economía Circular y Comunicación Ambiental”, un encuentro que ha reunido a numerosos líderes empresariales y gubernamentales de nuestro país y que ha combinado las áreas de congreso, exposiciones y networking, ofreciendo respuestas en materia de capacitación, financiación, ecodiseño y green marketing, teniendo en cuenta la participación y colaboración ciudadana.

Durante su intervención, Muela afirmó que: “Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro para atender sus propias necesidades, es el objetivo del desarrollo sostenible, en que se produce un compromiso con el bienestar social, pero sin perder de vista el medio ambiente para no poner en peligro los recursos para las sociedades futuras. Los compromisos con el desarrollo sostenible abarcan multitud de aspectos que giran en torno a la racionalización de la energía y de los recursos, que se ponen de manifiesto en la gestión de los distintos servicios prestados por las administraciones locales, es decir, favorecimiento de la energía renovable, gestión eficaz de la energía local, implementación de movilidad sostenible y, por supuesto, el compromiso con la economía circular”.

De este modo, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, hace suyo ese compromiso con el desarrollo sostenible que incluye el respaldo a la economía circular y su expansión en Europa, por lo que, además de presentar institucionalmente este congreso, ha formado parte de distintas ponencias. Así, junto con la secretaria general de la FAMP; el director del departamento de Formación e Innovación Pública, Juan Manuel Fernández Ortega; y el director del departamento de Gabinete Técnico y Comisiones de Trabajo, Juan Manuel Fernández Priego; intervinieron y moderaron diferentes mesas, acompañando a diversas personalidades tanto de empresas privadas como de instituciones públicas, en las que se expusieron contenidos como “Capacitación para la Circularidad” y “Desarrollo de estrategias de Economía Circular”, entre otros.

En palabras de Teresa Muela: “La Unión Europea y el Parlamento Europeo han aprobado un paquete de iniciativas con objeto de desarrollar la economía circular en Europa, e implantar un nuevo modelo económico que cierre el círculo del diseño, la producción, el consumo y la gestión de residuos, en favor de una Europa ecológica, circular y competitiva. En este reto es fundamental la acción desde lo local. Si bien es más que conocido el importante papel de los gobiernos locales en lo que respecta a sus competencias en la recogida municipal de residuos, esta recogida va en la línea de cumplir ese compromiso con la economía circular de las administraciones locales, pues permite la recuperación de materias primas que pueden retornar a la economía, cerrando el círculo, y considerando que muchos materiales recuperados son costosos económica y medioambientalmente”.

 

La FAMP, muy implicada en la racionalización y mejora de la gestión de residuos

Desde la FAMP, se ha desempeñado un papel fundamental en la racionalización y mejora de la gestión de residuos, colaborando intensamente con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible; y con los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor. De igual modo, se ha materializado en la suscripción de los Convenios Marco existentes para la gestión de envases y residuos de envases; la de RAEEs (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos), y también para la de pilas y acumuladores. En este sentido, durante su X Asamblea, se aprobó una resolución que incluyó el compromiso del municipalismo andaluz con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

Cabe destacar que esta Agenda representa el compromiso internacional para hacer frente a los retos sociales, económicos y medioambientales de la globalización, poniendo en el centro a las personas, el planeta, la prosperidad y la paz, bajo el lema “No dejar a nadie atrás”. Entre los objetivos más representativos de la Agenda 2030 se encuentran los siguientes: reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales y de otro tipo; reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y a nivel de los consumidores, además de reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha; lograr la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, descendiendo significativamente su liberación a la atmósfera, el agua y el suelo a fin de minimizar sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente; disminuir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización; alentar a las empresas (especialmente a las grandes y las transnacionales) a que adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes; y asegurar que las personas de todo el mundo tengan la información y los conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.

Teresa Muela también destacó que: “En cuanto al compromiso de las ciudades por la economía circular, hay que decir que se pretende mover, entre otras cosas, un modelo de desarrollo urbano sostenible, inclusivo y resiliente; aumentando la demanda de actividades socioeconómicas generadoras de bienes y servicios medioambientales, lo que se traducirá en empleo verde y empleo social de mayor calidad y valor añadido. Por nuestra parte, la FAMP ha elaborado una serie de herramientas para favorecer la economía circular, como la participación en los Convenios Marco firmados en Andalucía, la suscripción de un Acuerdo Marco de colaboración con Ecoembes; una Hoja de Ruta para avanzar en tiempos de Covid-19; y un plan de formación continua especializado en economía circular, incluyendo criterios de sostenibilidad en la contratación pública”.

La celebración de este “I Congreso Nacional de Economía Circular y Comunicación Ambiental” se realiza los días 5, 6 y 7 de octubre, y, tanto Sevilla como sede, como la calidad de sus participantes, ha supuesto que este encuentro se convierta en todo un referente para la economía circular europea, mostrando las realidades existentes y las mejoras que se pueden llevar a cabo en este sector para beneficio de todos.