Redes y Observatorios

30-7-21

LA FAMP REITERA SU REIVINDICACIÓN POR UN AUMENTO DEL PRECIO HORA PARA EL SAD, QUE PERMITA EMPLEOS DE CALIDAD

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha vuelto a destacar la urgente necesidad de que la Junta de Andalucía ajuste e incremente el precio/hora del Servicio de Ayuda a Domicilio, de forma que permita facilitar un servicio de calidad a las personas dependientes, así como unas condiciones laborales y salariales dignas para el personal que presta este Servicio en los distintos municipios y ciudades de nuestra Comunidad Autónoma.

Villalobos recuerda que “la subida aprobada el pasado mes de marzo por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, de tan solo 1,60 €, fijando el precio/hora en 14,60 €, sigue considerándose del todo insuficiente y no se ajusta a las necesidades reales de financiación que requiere la imprescindible y urgente mejora de las condiciones salariales y laborales de quienes prestan esta asistencia en domicilios andaluces, destacando el gran trabajo y esfuerzo desarrollado por dicho colectivo sobre todo durante estos largos meses de pandemia, donde han demostrado más que nunca su entrega y profesionalidad”.

Con la reducida  subida hecha en marzo, y que se venía reclamando desde el municipalismo desde hace tiempo, y especialmente desde finales de 2019, recuerda el Presidente de la FAMP al Gobierno andaluz que “no se puede solucionar una problemática que afecta a unas 30.000 personas, en su mayoría mujeres, profesionales que llevan más de 10 años soportando una tarifa congelada, y que con su trabajo hacen posible que las personas dependientes tengan la mejor atención sin renunciar a seguir viviendo en sus domicilios”  ha advertido.

Rodriguez Villalobos entiende más que razonable la petición que vienen realizando los sindicatos y patronal del sector, de que desde la Junta se implemente un plan de actuación a 3 años, de forma que en 2021 se aumente el precio/hora a 16 euros y alcance progresivamente los 18 euros en 2023, de forma que se pueda garantizar la viabilidad económica de los servicios y especialmente las condiciones laborales de los profesionales en la Ayuda a Domicilio.

El presidente de la FAMP ha subrayado que “las diputaciones y ayuntamientos siguen teniendo que afrontar el problema de infrafinanciación que viene sufriendo el sector desde hace mucho tiempo, aún cuando no les corresponde por ser comoetencia de otras administraciones, y se ven obligados a contemplar en sus presupuestos una financiación que solucione esta problemática, ya que afecta a toda la cadena de valor desde los gestores, profesionales y los usuarios”. Por este motivo, desde la FAMP se viene reclamando a la Junta de Andalucía que se garantice el 100% del coste del servicio de ayuda a domicilio y transfiera a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y a las diputaciones provinciales la cuantía total que se precisa para la financiación íntegra de este servicio público, que siendo de competencia estatal y autonómica, prestan las corporaciones locales.

El Presidente de la FAMP espera que esta reivindicación del municipalismo andaluz, que tiende a conseguir el desarrollo de un derecho de la ciudadanía a recibir un servicio de gran necesidad para evitar el desarraigo familiar y domiciliario de personas dependientes, y se presta por profesionales de indudable valía y entrega, sea atendida y se dote la financiación del mismo para garantizar la calidad del servicio que recibe la población y las dignas condiciones laborales de quienes lo facilitan.