Redes y Observatorios

22-01-2021

FAMP y CECUA consideran insuficiente la subida anunciada por la Junta del precio hora del Servicio de Ayuda a Domicilio y piden más financiación

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, se ha reunido este viernes con el presidente del Círculo Empresarial de Cuidados a Personas de Andalucía (CECUA), Andrés Rodríguez González, para abordar la situación del sector que presta el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) y analizar la subida de la tarifa/hora de prestación de dicho Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) anunciada por la Junta de Andalucía después de 10 años de congelación.

CECUA ha comunicado a la FAMP su posición acerca de esta subida, que coincide con la declaración pública de patronales y sindicatos emitida esta semana y considera que esta subida, de los 13 euros actuales a los 14,60 la hora, resulta insuficiente ya que no permitirá mejorar la calidad de la atención, ni las condiciones de los profesionales del sector de la dependencia, y no resuelve la problemática que siguen soportando la empresas licitadoras del servicio y los ayuntamientos.  

Villalobos ha valorado el incremento del presupuesto por parte de la Junta de Andalucía en 61 millones de euros para el Servicio de Ayuda a Domicilio, pero lo considera “insuficiente y cicatero para paliar los incrementos de costes y la congelación del precio que el sector ha tenido en la última década, agravada en el último año por el aumento excepcional de costes de la crisis sanitaria producida por la pandemia”.

Por otra parte, Rodríguez González ha traslado a la FAMP “la necesidad de que las licitaciones no sean una subasta, y que se mantengan los precios establecidos por la Junta, para no agravar más esta situación”. En este sentido, el presidente de CECUA ha valorado las pocas facilidades que existen en las liquidaciones, especialmente, con usuarios/as covid-19, y ha hecho hincapié en “la urgencia de que los ayuntamientos abonen los gastos de EPIs y salud laboral derivados de la pandemia, no incluidos en los costes de licitación, como gasto extraordinario, así como del establecimiento de un protocolo común para casos covid, la necesidad de que los concursos tengan memorias económicas ajustadas a los costes reales”.

Asimismo, el presidente de la FAMP ha subrayado que “las diputaciones y ayuntamientos deben seguir afrontando el problema de infrafinanciación que viene sufriendo el sector desde hace mucho tiempo, contemplando en sus presupuestos una financiación suficiente que solucione esta problemática que afecta a toda la cadena de valor desde los gestores, profesionales y los usuarios”.

Villalobos ha manifestado que “desde la sensibilidad del municipalismo, vertebrada en la  FAMP, se considera razonable la petición que han realizado sindicatos y patronal del Servicio de Ayuda a Domicilio a la Junta para que se implemente un plan de actuación a 3 años donde se continúe con la subida paulatina del precio hora a 16, 17 y 18 euros, de forma que podamos garantizar la viabilidad económica de los servicios y especialmente las condiciones laborales de los profesionales, dignificando su profesión a través de una mesa de diálogo permanente”.

“Y para ello, es imprescindible que se contemple un plan de futuro que cuente con una financiación justa”. En esta línea, ha abundado que “el problema de financiación es algo que venimos arrastrando desde hace tiempo y que la pandemia ha agravado. Por eso, desde la FAMP venimos reclamando a la Junta de Andalucía que se garantice el 100% del coste del servicio de ayuda a domicilio y transfiera a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y a las diputaciones provinciales la cuantía total  para la íntegra financiación de este servicio de competencia estatal y autonómica  que prestan las corporaciones locales".

Así se recogió el pasado mes de diciembre en una Resolución unánime de la FAMP en la que se pedía a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España más medios y financiación para la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio, ya que es una prestación derivada de la Ley de Dependencia, y “se valora muy positivamente” los acuerdos del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia celebrado el pasado 15 de enero de 2021 y las medidas de incremento de financiación estatal.

Villalobos ha subrayado que el SAD es un servicio del que se benefician a diario unas  100.000 personas, llegando de manera capilar a los 786 municipios andaluces, “gracias a que desde los Gobiernos locales se está asumiendo una financiación anticipada para poder mantener los más de 450 millones de euros anuales que exige la contratación laboral y retributiva de más de 21.000 trabajadoras y trabajadores que prestan este servicio”.