Redes y Observatorios

12-03-2019

FAMP y ANSEMAC apuestan por el crecimiento sostenible, el empleo verde y la economía social tras la firma de un convenio de colaboración

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, y la presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias del Medio Ambiente (ANSEMAC), Esperanza Fitz Luna, han firmado en Sevilla un convenio para el desarrollo de actividades vinculadas al crecimiento sostenible en los gobiernos locales andaluces por el empleo verde y la economía social ante los retos de la Europa 2020.

Este convenio pretende la promoción de un  modelo de desarrollo urbano sostenible que favorezca la demanda de actividades socioeconómicas generadoras de bienes y servicios medioambientales. Así como el diseño de medidas vinculadas con la economía circular al objeto de impulsar un nuevo paradigma de modelo económico que cierre el círculo del diseño, la producción, el consumo y la gestión de residuos. Fin que debe contribuir  a la creación de una Europa más ecológica, circular y competitiva.

Este acuerdo también pretende resaltar el papel que tienen los gobiernos locales de Andalucía como “actores clave” en las acciones de fomento y desarrollo de una economía circular por ser la administración más próxima y la que mejor puede prevenir los impactos ambientales. Al mismo tiempo, se pretende fomentar el desarrollo de estrategias locales en favor de una economía circular que favorezca el vertido cero, la reducción y prevención de los residuos sólidos urbanos, el fomento del ecodiseño, la reutilización y el reciclaje y el fomento de la compra pública de productos verdes. De esta manera se conseguirá reducir los impactos ambientales, climáticos y mejorar la salud de la ciudadanía.

Finalmente, con la firma de este convenio, se pretende proponer soluciones formativas para optimizar las actividades que se realicen mejorando las competencias y cualificaciones de las personas participantes; así como la orientación de aquellas empresas que opten a la adopción de buenas prácticas medioambientales.

Rodríguez Villalobos recordó que la FAMP cuenta con la Red de Ciudades Sostenibles de Andalucía (RECSA) que nació en 2001 y desde su fundación se marcó “como objetivo prioritario contribuir al desarrollo sostenible de Andalucía mediante la sostenibilidad ambiental y la integración del medio ambiente de las políticas de la Administración local andaluza”

Por su parte, la presidenta de ANSEMAC, Esperanza Fizt manifestó el compromiso desde el nacimiento de ANSEMAC a la participación activa de las mujeres en todos los niveles de adopción de decisiones sobre medio ambiente, la integración de sus preocupaciones y sus perspectivas en políticas y programas, así como el establecimiento de métodos de evaluación de la repercusión de las políticas de desarrollo y ambientales en mujeres.

Más de cuatrocientos ayuntamientos están adheridos a la Red de Ciudades Sostenibles de Andalucía (RECSA) que “tiene como reto el trabajo cooperativo con los gobiernos locales adheridos y con otros organismos e instituciones públicas y privadas para que nuestras ciudades y nuestros pueblos sean cada día más atractivos, más confortables y más saludables y respondan a las necesidades de sus habitantes, siendo un espacio de oportunidades y convivencia y un ejemplo de integración y ejercicio de los derechos ciudadanos”, apuntó el presidente de la FAMP.

FAMP y ANSEMAC cooperarán para la puesta en marcha de acciones formativas dirigidas al personal técnico y responsables políticos de los gobiernos locales de Andalucia en la búsqueda de la excelencia en la gestión del desarrollo local más sostenible e integrador.  De igual manera participarán en la Red Andaluza de Compra Pública Sostenible (RACPS). Esta red surge en el marco del proyecto GreenSGreen public procurement supporters for innovative and sustainable institutional change- financiado por la Unión Europea con cargo al Programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020, para impulsar la compra pública integrando criterios de sostenibilidad.

Con esta red, la FAMP y sus socios integrantes asumen la responsabilidad y el reto que supone liderar una estrategia basada en el acercamiento a las empresas, la capacitación de los responsables de contratación de la administración pública, la sistematización y la unificación de criterios y procedimientos que consoliden una implantación real de la CPS.

ANSEMAC formará parte del Laboratorio Participativo de Eficiencia Energética, herramienta de trabajo público-privada creada por la FAMP con el apoyo de la Junta de Andalucía, cuyo objetivo es poner a disposición de los gobiernos locales una herramienta virtual para el trabajo y la interconexión en materia de sostenibilidad, sensibilizar sobre la importancia de la gestión eficiente de la energía en los entornos urbanos así como visualizar las actuaciones implementadas y los instrumentos creados desde la administración local en beneficio de la eficiencia energética.  La construcción de este espacio común contribuirá a la transformación de nuestros pueblos y ciudades en espacios más sostenibles e inteligentes, siendo factible alcanzar el triple objetivo “20-20-20”.