Redes y Observatorios

IMG-20220407-WA0005

FAMP apuesta por la Economía del Cuidado y abre el proceso de gobernanza para sumar a “actores claves” al Laboratorio creado para este fin

IMG-20220407-WA0011

Sevilla ha acogido este jueves una sesión plenaria del Laboratorio de Innovación FAMP por la Economía del Cuidado que ha sido inaugurada por la consejera de Igualdad, Conciliación y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz Domínguez; el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos; el delegado del Área de Hábitat Urbano y Cohesión Social del Ayuntamiento hispalense, Juan Manuel Flores Cordero; junto a la representante de la Dirección General de Política Regional Urbana de la Comisión Europea, Ana Sánchez Cambón; y el presidente de CECUA, Andrés Rodríguez González.

Desde la FAMP y con el apoyo de las entidades locales andaluzas se puso en marcha el pasado 17 de enero el Laboratorio de Innovación por la Economía del Cuidado. Un espacio de iguales en el que co-crear y testar medidas que apoyen el proceso de redefinición, dimensionamiento, valorización y potenciación de los servicios incluidos en el ámbito de la Economía de los Cuidados.

Durante esta jornada presencial, cumpliendo con la hoja de ruta marcada en el proceso de gobernanza establecido, se han presentado los trabajos desarrollados hasta la fecha por los dos grupos de trabajo. Los/as representantes municipales, integrantes del Laboratorio de Innovación han validado el Modelo de Adhesión para la apertura del proceso de gobernanza multiactor (Empresas Privadas, Centros de Investigación, Universidades, ONGs, y personas expertas) entrar a formar parte del mismo, cumpliendo con el compromiso y haciendo posible el tejer red. Esto permitirá cerrar el partenariado y definir los proyectos tractores para que nadie se quede atrás en este período de crisis económica.

Rodríguez Villalobos se ha referido la esperanza de vida de los españoles que alcanza, según el Banco Mundial, los 83,1 años siendo nuestra sociedad la tercera más longeva del mundo. “Esta situación implica una mayor necesidad de cuidados que históricamente ha venido siendo desarrollada en los hogares por las mujeres, sobrecargando el esfuerzo de éstas y ampliando la brecha de género en los cuidados y tareas domésticas”.

En este sentido, ha resaltado que el cuidado de los más frágiles “puede resultar muy beneficiosa” para la creación de empleo y la economía, consecuencia de la mayor demanda de estos servicios para las personas mayores y ha denunciado que esta actividad del cuidado “está poco valorada socialmente” viéndose obligada a integrarse en la economía sumergida; “porque esta economía ocupa, en parte, a personas con escasa profesionalización que trabajan frecuentemente en la economía sumergida. La mayoría, mujeres.”

Rodríguez Villalobos considera necesario “exigir a las personas cuidadoras una formación especializada” y eso requiere la “creación de nuevas especialidades técnicas y académicas que preparen a los futuros cuidadores, así como el surgimiento de empresas que centren sus actividades en el cuidado de los mayores, las personas con discapacidad y las niñas y niños”. Eso implicaría nuevas oportunidades de empleo que deben ser “impulsadas con incentivos fiscales y con políticas imaginativas y abiertas que conformen un marco económico y social que combine el cuidado de los más frágiles con la sostenibilidad del Estado del bienestar”, advirtió.

De igual manera, ha añadido que los gobiernos “tienen la obligación moral y social de procurar a los mayores un entorno adecuado para que vivan con dignidad. También la de garantizar derechos y salarios dignos a trabajadoras y trabajadores”. Ha recordado que la pandemia ha demostrado la “necesidad de reforzar la economía de los cuidados, la atención a las personas dependientes o vulnerables y el cuidado de nuestros mayores”.

 

Papel de los gobiernos locales

El presidente de la FAMP ha subrayado que “desde los ayuntamientos y las diputaciones siempre nos hemos volcado con nuestros mayores impulsando servicios que les aporten dignidad. Debemos continuar y ampliar el esfuerzo que venimos haciendo desde lo público para garantizar la igualdad, para evitar desigualdades sociales y que los más desfavorecidos deban asumir esas tareas de cuidado, al no poder contratar servicios privados de calidad”.

Finalmente, ha apostado por los fondos Next Generation porque “significan una oportunidad” para la economía del cuidado e impulsar el empleo y el tejido empresarial de los pueblos andaluces. “El Gobierno de España ha incluido importantes recursos en los PGE de este año y la Administración local tiene un papel fundamental en la ejecución de esas partidas para avanzar en el cambio del modelo de apoyos y cuidados de larga duración, la modernización de los servicios sociales y el cambio de paradigma de la economía de los cuidados”, concluyó.

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha apelado a la colaboración entre Administraciones y entidades con el objetivo de “colocar a Andalucía a la vanguardia de los servicios sociales que, más que nunca tras la gravísima pandemia por Covid-19 que hemos sufrido, se afianza como el cuarto pilar del Estado del Bienestar”. Asimismo, ha subrayado que esta cooperación “debe ser más estrecha que nunca para poder salir de la crisis social y económica y poner en marcha nuevos proyectos para lograr una Andalucía más igualitaria y solidaria”.

Ruiz ha destacado el acuerdo suscrito con la FAMP que amplía el espacio de colaboración en políticas sociales para la implantación de la Historia Social Única, un sistema electrónico integrado que contendrá la trayectoria de cada persona usuaria en los distintos servicios sociales. De esta forma, se establece el marco jurídico necesario para unificar el sistema de información y gestión entre los servicios sociales comunitarios con el proyecto ProgreSSa, base para la implantación de la Historia Social Única con CoheSSiona. “Nuestro objetivo es que el Decreto esté aprobado antes de mayo, puesto que el visor profesional ha superado las pruebas con éxito”, ha informado.

Por último, ha destacado la importancia de los proyectos puestos en marcha gracias a los 450 millones de euros provenientes de los fondos Next Generation, “de los que el 20,25% serán gestionados por ayuntamientos y diputaciones, ya sea directamente o de forma compartida con la Comunidad Autónoma”.

El delegado del Área de Hábitat Urbano y Cohesión Social del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores Cordero, ha felicitado a la FAMP por la iniciativa de reunir a distintos actores para abordar una estrategia integral de atención a las personas mayores que incida no sólo en los cuidados asistenciales, sino también en aspectos como el diseño de las ciudades o de los espacios residenciales y públicos. “Las entidades locales somos actores principales en el cuidado y la atención a las personas mayores y, por tanto, debemos dar respuesta al reto demográfico de una población con incremento de los grupos de edad avanzada. Por ello, las administraciones debemos afrontar coordinadamente estrategias que replanteen nuestras ciudades desde los puntos de vista de la oferta de los servicios públicos para la atención a las personas mayores. Una atención que, además, es una oportunidad para el empleo”, ha argumentado.

Por su parte, el presidente de CECUA (Círculo Empresarial de Cuidados a Personas) y miembro de la Junta Directiva de CEAPs, Andrés Rodríguez, pone a disposición como patronal de las pymes y la economía social andaluza, la posibilidad de invertir y potenciar la colaboración público-privada y hacer tangibles las propuestas del Laboratorio por la Economía del Cuidado, desde un enfoque sostenible.

NOTA DE AUDIO