Redes y Observatorios

lazo_morado

Declaración de la FAMP con motivo del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer

El 8 de marzo, las mujeres y los hombres de todo el mundo están llamada/os a salir a las calles para defender sus derechos  en el Día de la Mujer, que son suyos no por ser mujeres sino por ser personas. Sometidas en muchos países, despojadas de cualquier tipo de libertad en otros, en España la desigualdad se percibe sobre todo en el ámbito laboral y de conciliación, donde todavía queda mucho camino por recorrer.  Este año 2018,  se impulsa también "La Huelga 8M”, una convocatoria internacional desde el movimiento feminista y que cuenta con el apoyo de organizaciones sociales, políticas y sindicales”.


El Día Internacional de la Mujer conmemora la presencia, trabajo y rol de la mujer alrededor del mundo. Esta es una celebración que traspasa fronteras, y celebra más de noventa años de lucha por parte de las mujeres con el objetivo de alcanzar la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo pleno. La igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres constituye un principio esencial recogido en la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía.


Los Gobiernos Locales, una vez más, han sido pioneros en la puesta en marcha de las medidas prácticas que consolidan el derecho a la igualdad. Las Entidades Locales, desde la constitución de los primeros Ayuntamientos democráticos, se hicieron eco de las reivindicaciones de las mujeres y pusieron en marcha servicios y apoyos públicos para mejorar la calidad de vida de sus vecinas, hasta el punto de que en la actualidad no existe Entidad Local, que no tenga en su estructura de gobierno áreas u organismos específicos de igualdad dedicados a la incorporación del enfoque de género en todas las políticas locales.


Las mujeres llevan décadas denunciando la brecha salarial, el techo de cristal y una carga invisible de trabajo social, el de los cuidados, que nadie quiere contabilizar. Saben que cambiar las leyes no es suficiente para cambiar la realidad. Que aunque estas consagren la igualdad salarial, la brecha de género sigue ahí, imperturbable, inamovible. Ha quedado demostrado que si sigue habiendo brecha salarial y un techo de cristal para acceder a los puestos de responsabilidad no es solo porque no se cumplan las leyes, sino porque persisten determinadas estructuras sociales y culturales que perpetúan esa desigualdad. Las desigualdades por motivo de género afectan directamente a la cohesión económica y social, así como al crecimiento sostenible, la competitividad y el desarrollo demográfico. No podremos avanzar si no se reconoce el talento y la capacidad de las mujeres en los diferentes ámbitos de la sociedad, así como su contribución al desarrollo económico y social de Andalucía.


Sin duda, el largo camino recorrido ha supuesto un innegable avance, pero no puede decirse que éste haya estado exento de dificultades. La incorporación efectiva y real del principio de igualdad de género en las estructuras económicas, políticas y sociales sigue siendo un objetivo por alcanzar en su integridad.


Desde las Entidades Locales debemos trabajar con ahínco por una sociedad libre de machismo, en clave de igualdad. No puede haber una sociedad verdaderamente democrática si no somos capaces de eliminar los comportamientos y actitudes machistas que atentan contra más de la mitad de la población. El machismo, fruto del patriarcado más rancio y más perjudicial para las mujeres se extiende en todos los ámbitos, desde el familiar, social y laboral hasta la más cruel de las manifestaciones como es la violencia de género que se ejerce hacia las mujeres.


Nuestros territorios han de desarrollarse como espacios de convivencia en los que se generen altos niveles de igualdad, prosperidad y cohesión social. Las mujeres han de tener presencia en la totalidad de los espacios de la política local, así como en todos los ámbitos de la vida pública y en la toma de decisiones.


En el firme compromiso de esta Federación está el objetivo de visibilizar y darles voz a las Entidades Locales en Andalucía, desde el convencimiento de que “sumar, multiplica”,  invitamos a responsables políticos y personal técnico de los Ayuntamientos y Diputaciones de nuestra Comunidad a:


- Reflexionar acerca de los avances logrados, pedir más cambios y celebrar la valentía y la determinación de mujeres de a pie que ha jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades.

- Transformar el impulso en acción, de empoderar a las mujeres en todos los contextos, y rendir homenaje a las activistas que trabajan sin descanso defendiendo los derechos de las mujeres y animando a las mujeres a que se desarrollen plenamente.

- Trabajar por la equiparación salarial entre mujeres y hombres, mediante el fomento de políticas de igualdad en nuestros pueblos y ciudades.

- Fomentar la construcción de una sociedad libre de violencia de género. Es oportuno subrayar que las Entidades Locales somos actores clave en la erradicación de la violencia de género. Sólo trabajando desde el territorio podremos acabar con la violencia contra las mujeres, sus hijos e hijas.

- Favorecer políticas públicas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral en clave de gobernanza y buen gobierno.    


“Por una igualdad real y efectiva, en y desde lo Local”