Redes y Observatorios

alcaldesa de El Bosque  presidenta Comision Igualdad FAMP

Conclusiones sobre el papel de la mujer rural: “La ruralidad tiene que volver a sus orígenes, al sentido común, conectado al mundo y practicando el bien social tras la pandemia”

El mundo rural volverá a sus orígenes desde el sentido común, la conectividad, el emprendimiento, el ecofeminismo, el empoderamiento, la creación de redes y alianzas donde las mujeres serán las grandes protagonistas. Este cambio de paradigma está permitiendo un redescubrimiento de los pueblos de la España vaciada que se ha hecho más visible en estos tiempos de pandemia. El teletrabajo, como una nueva cultura social y laboral, es una alternativa para repoblar el territorio. Estas son las conclusiones a las que han llegado este martes un panel de expertos, a través de un webinar, donde se ha abordado el papel de la Mujer en la España rural.

La jornada, organizada por Repueblo-Territorio Innovador en colaboración con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), ha contado con la presencia de la directora de Innovación, Educación e Inversiones de la Organización Mundial de Turismo, Natalia Bayona; la alcaldesa de El Bosque (Cádiz) y presidenta de la Comisión de Igualdad de la FAMP, Pilar García; la presidenta de FADEMUR y representante en el Consejo Estatal de Participación de las Mujeres, Teresa López; la presidenta de ASENOR y empresaria rural de la Sierra de Gredos, Isabel Sánchez-Tejado y de la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela.

Bayona ha asegurado que el turismo y el emprendimiento rural “son una gran alianza para el desarrollo sostenible del territorio. Las mujeres son las principales empleadas del sector turístico y gracias a él se genera empleo y equidad de género; pero aún así, es preciso ver a más mujeres que ostenten liderazgo ya sean ministras de Turismo o dirigiendo grandes empresas”.

Ha abundado que “el emprendimiento es parte de la solución para impulsar el empoderamiento de las mujeres ya que a través del talento femenino se genera un amplio paquete creativo y productivo como la moda, el diseño, la artesanía, la gastronomía, las guías turísticas”.  En este sentido, ha remarcado que el “turismo y la agricultura son la base económica de los territorios rurales, por es importante el empoderamiento de la mujer rural a través de estos dos sectores económicos tan ligados a la tierra, a la realidad. De esta manera, son las mujeres las que están liderando las innovaciones y los cambios que se producen en la mayoría de países”.

Finalmente, Bayona ha apostado por el turismo rural, la tecnología y la agricultura como dinamizadores del desarrollo; y ha concluido su intervención dando un consejo a los jóvenes: “después de la pandemia, la juventud deberá construir un nuevo modelo de turismo, una nueva sociedad más equitativa y sin brecha de género, en el que la tecnología deberá llegar al último rincón del planeta”.

Por otra parte, la presidenta de la Comisión de Igualdad de la FAMP, Pilar García, ha asegurado que “afortunadamente cada día somos más las alcaldesas en la España rural, lo que nos permite dar una visión más igualitaria fomentando el emprendimiento y animando a las mujeres a ser las abanderadas en la recuperación de sus municipios tras el impacto de la pandemia”.  En este sentido, ha puesto de ejemplo al municipio de El Bosque donde las mujeres lideran un sector estratégico como el turismo gastronómico rescatando recetas y alimentos tan naturales y ancestrales como los espárragos trigueros y las tagarninas; la caza y los derivados de las matanzas donde la mujer siempre ha tenido un gran protagonismo. 

García se ha mostrado “optimista” en cuanto a los recursos naturales de El Bosque, municipio enclavado en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, y ha resaltado que su pueblo ofrece un “destino turístico desestacionalizado y seguro, un lugar idílico y verde, respetuoso con la naturaleza y las tradiciones dónde nos seguimos reinventando porque nuestro objetivo es fijar la población y ofrecer mejores servicios y calidad de vida a nuestros vecinos y vecinas, a nuestros visitantes. La mujer juega un papel fundamental en el desarrollo socioeconómico de nuestros pueblos, sin ellas, la vida rural sería más difícil, por eso tenemos que impulsar sus proyectos e iniciativas empresariales, apoyarlas desde las distintas Administraciones Públicas y orientarlas en sus proyectos”.

La presidenta de FADEMUR, Teresa López, ha subrayado que “el feminismo debe avanzar sin estereotipos para crear un mundo rural más amable y humanista. Este entorno amable para las mujeres debe garantizar los servicios básicos en esos núcleos pequeños, la conectividad que condiciona la vida laboral cuando de lo que se trata es de repoblar y, sobre todo, garantizar las mismas oportunidades para las mujeres en los pueblos, de su independencia económica”.

López ha afirmado que las mujeres emprenden más en los ámbitos rurales, a pesar de enfrentarse a más obstáculos y a prejuicios. Puso de ejemplo sectores donde las mujeres lideran iniciativas empresariales en estos territorios: servicios sociales, turismo rural, gastroturismo o astroturismo. Todo ello bajo la premisa de la nueva economía circular y social, y las nuevas tecnologías. “Las iniciativas que se hacen en cualquier pequeño pueblo pueden ser replicadas en otros territorios; la clave del éxito es extender una red que las apoye y las valore en los núcleos rurales. Estas alianzas son imprescindibles para crear sinergias y conocimientos entre los empresarios y las Administraciones Públicas”.

La presidenta de ASENOR y empresaria rural de la Sierra de Gredos, Isabel Sánchez-Tejado, se ha referido a experiencia como impulsora del Festival del Piorno que desde mayo a junio se celebra en los municipios de la Sierra de Gredos con la decoración de las casas y ventanas con las flores amarillas de esta retama. Desde 2011 se lleva a cabo con la finalidad de desestacionalizar el turismo de invierno y con una apuesta por el turismo rural. Un festival que concluye con la entrega de premios en el parador de Gredos, un premio honorífico, sin dinero, que compromete a los habitantes de estos pequeños municipios desde enero y que ASENOR se pone de ejemplo de creatividad ya que” es uno de los cauces para activar el turismo rural y darnos a conocer”.

Finalmente, la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela, ha abogado por un replanteamiento del mundo rural y “hacernos esta pregunta: ¿Qué le voy a dar y aportar yo al mundo rural? En vez del clásico que me va aportar. Ese cambio de paradigma nos permitirá tener una visión más amplia en la que aprenderemos de los errores del pasado, apostando por un desarrollo más sostenible e inclusivo en el que se sienten las bases de la excelencia, la igualdad y la conectividad”.

Muela aseguró que “un mundo rural sin servicios y sin escuchar a la juventud, sin que le demos voz, no hay futuro. Tenemos que ofrecerles diálogo, espacios y puentes de encuentro, escuchar sus necesidades. Sólo si somos capaces de oírlos y poner en marcha sus iniciativas seremos capaces de fijar la población; sin olvidarnos de nuestros mayores. Juntar ambas generaciones será prioritario para que nuestros pueblos sobrevivan a la despoblación ”.