Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
lab-europa2020
19092018

Villalobos resalta 'la nueva vía de diálogo que se abre con el Ministerio de Hacienda en asuntos que afectan al municipalismo'

El presidente de la FAMP ha encontrado “receptividad y escucha” en la Secretaría de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, “en torno a los asuntos del municipalismo”

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha destacado “el talante de receptividad y escucha” que ha encontrado en la Secretaría de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, en la reunión que ambos han mantenido para abordar los principales asuntos que son de interés para el municipalismo. Junto a Villalobos y Bardón ha estado también el secretario general de Financiación Autonómica y Local, Diego Martínez. Según Villalobos, “la Secretaría de Estado ha mostrado sensibilidad ante los temas que afectan a las entidades locales, tales como la aplicación del superávit, la flexibilización del cálculo de la regla de gasto o la conversión de deuda de corto a largo plazo en arcas locales con situaciones excepcionales. Tal es así que a Bardón le han parecido demandas razonables”.

Concretamente, Villalobos ha planteado “la necesidad de que el Gobierno establezca herramientas financieras que auxilien a aquellos Consistorios que se encuentran en situaciones límite”. Entre esas medidas, el presidente de la FAMP ha puesto de ejemplo “la reestructuración deuda de corto plazo que los limita en su día a día, porque si se limita su gestión cotidiana, se limita la prestación de servicios públicos municipales. Por eso es necesario aliviar la carga a corto plazo que tensiona algunas tesorerías locales, permitiendo legalmente que pueda arbitrarse una medida de financiación para reconvertir esa deuda de corto a largo plazo”.

También ha encontrado “receptividad en la posibilidad de dotar de mayor transparencia y flexibilidad a la regla de gasto impuesta a los entes locales”. En ese sentido, en la reunión Villalobos ha planteado “la posibilidad de modificar su cálculo en función de lo presupuestado y no de lo liquidado, suavizando su configuración y efectos, sin que computen los gastos asumidos por norma legal o aquellos derivados de cofinanciación, permitiendo además, a las corporaciones cumplidoras de la estabilidad, un nivel de gastos acorde a sus presupuestos”.

 

Inversión del superávit sin cortapisas

Otra cuestión en la que el presidente de la FAMP ha recibido “muestras de apoyo y voluntad política” ha sido en la posibilidad de invertir el superávit con la única cortapisa de cumplir la Ley de Estabilidad, abriendo así nuevas posibilidades para el destino de esos remanentes más allá de las inversiones, “aprobando la posibilidad de poner en marcha planes de empleo”.

La opción, según Villalobos, sería “que el gobierno garantizase que, caso de existir superávit en 2018, este pueda ser destinado a estos fines, más allá de las inversiones financieramente sostenibles, siempre que éstos no generen gastos estructurales”.

Ambas partes han acordado mantener el contacto “con fluidez a partir de ahora, al objeto de encontrar vías de solución y tender puentes de diálogo en todos los asuntos en los que hoy hemos abierto nuevas vías de entendimiento para los entes locales de Sevilla, Andalucía y, por extensión, de todo el país”, ha finalizado el presidente.