Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
logo_Lab_Turisno-local
lab-europa2020
01-02-2021

Recuperar el sector turístico andaluz y conseguir que sea más seguro y sostenible, marcan la jornada de Formación de la FAMP con Sierra Nevada como ejemplo

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) celebra desde este lunes y hasta mañana martes una jornada telemática en la que se aborda “la masificación turística: De un turismo de masas hacia nuevos formatos del sector”. Esta jornada se enmarca en el plan de Formación Continua de 2020 organizada por la FAMP junto al Instituto Andaluz de Administración Pública (IAAP) de la Junta de Andalucía, con la colaboración del Ayuntamiento de Monachil y la Universidad de Granada. El seminario ha sido inaugurado por José Morales, alcalde de Monachil (Granada) y por la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela.

Muela ha subrayado que “el sector turístico es un motor y Andalucía es una de las regiones más importantes de Europa ya que ofrece una amplia oferta cultural, de montaña, rural y de playa que la posicionan como una de las comunidades autónomas con más visitantes en 2019. Según datos, fueron más de treinta y dos millones de turistas los que nos visitaron. Su recuperación, tras la pandemia, es el principal objetivo del municipalismo en estos momentos, ya que se trata de un sector estratégico de nuestra economía. La crisis sanitaria provocada por la covid-19 ha tenido fuerte un impacto social y económico el sector sanitario y el turístico de Andalucía lo que está generando pérdidas económicas y desempleo”.

 Muela ha recordado que desde la FAMP se está trabajando por la recuperación social y económica de Andalucía, destacando la hoja de ruta para avanzar en tiempos del covid-19, elaborada con las aportaciones las 16 Comisiones de Trabajo de la Federación y de actores clave de instituciones públicas y privadas.

“Desde la Comisión de Turismo y Empleo ofrecemos una serie de propuestas que van en consonancia con los objetivos de esta jornada, entre ellas, impulsar una gobernanza turística basada en la cooperación y coordinación entre administraciones para que los destinos en Andalucía sean seguros y atractivos, transmitiendo confianza al exterior. Además de apoyar al turismo sostenible y rural como áreas estratégicas para el desarrollo de un modelo turístico basado en aspectos ambientales, acompañado de medidas económicas, sociales, y sanitarias; y coordinar el sector público y privado para lograr una mayor competitividad, sostenibilidad y seguridad”, ha indicado.

Por otra parte, Morales ha subrayado que "Monachil es Municipio Turístico de Andalucía desde junio de 2020 y estamos trabajando intensamente por la calidad turística en destino con el programa SICTED desde el año 2016. La economía de Monachil depende principalmente del turismo. Una buena prueba de ello son los más de 1 millón de esquiadores y visitantes que tenemos cada año a la estación de esquí de Sierra Nevada”.

“Con pandemia o sin ella, veo muy interesante que hablemos del problema de la masificación turística. Y, sobre todo, que planteemos los escenarios futuros para el sector turístico que evidentemente pasarán por conseguir la sostenibilidad turística en todos los ámbitos. Monachil sigue y seguirá trabajando en esta línea." 

Finalmente, el profesor de la Universidad de Granada, José Alberto Castañeda, ha manifestado que si se resumiera las conclusiones de la sesión de hoy en una sola frase sería: “La inactividad no es una opción. Es decir, es necesaria la colaboración público-privada para implementar medidas (sanitarias, informativas, de imagen, de promoción, o de orientación de la actividad turística) que favorezcan la recuperación del sector, probablemente en modelos más asociados a las 4S: sostenibilidad, seguridad, slow (turismo tranquilo) y smart (turismo apoyado por tecnología)”.

Castañeda ha sugerido que “la excepcionalidad de la situación generada por la covid-19 nos lleva a plantearnos el estudio de características de los turistas que influyen en sus decisiones de viajar, consumir y adoptar comportamientos preventivos. Entre esas características hemos analizado la resiliencia y la autoeficacia del turista para gestionar la información que recibe. Estas características, junto con el uso de las nuevas tecnologías y las estrategias basadas en la gamificación pueden aportar claves para que los turistas se adhieran en mayor medida al uso de comportamientos seguros en el destino. Ello va a redundar en que se consiga transmitir una imagen de destino seguro y al bienestar para turistas y residentes”, ha concluido.

La jornada se centra en tratar de avanzar en ese conocimiento de escenarios para 2021 y 2022 desde distintas perspectivas, y en la búsqueda de soluciones para la recuperación y desarrollo futuro del sector sobre la base de la sostenibilidad y la seguridad.

El contenido de la jornada se divide en dos grandes bloques. El primero se ha desarrollado este lunes en el que se ha abordado un análisis de los escenarios futuros para el sector turístico en el que se han abordado una descripción de los principales escenarios de futuro para el sector, desde la perspectiva de los expertos. Se ha analizado la situación actual de las PYMES en el sector, así como de los destinos desde la perspectiva de sus gestores.

El segundo bloque se abordará mañana martes 2 de febrero e incluirá un análisis de la sostenibilidad turística en los escenarios de futuro, concretamente se desarrollará un análisis de las dimensiones que describen la sostenibilidad de un destino y las propuestas para el escenario post covid-19; el estudio de cómo influyen las características personales de los participantes en el destino para un desarrollo más sostenible y seguro; y finalmente, se analizarán las estrategias de marketing basadas en la interacción y la generación de experiencias para el desarrollo de destinos sostenibles y seguros sanitariamente.