Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
lab-europa2020
14-10-2019

La FAMP se adhiere a la Declaración Mediterránea para la Protección de la Biodiversidad

El vicepresidente de la Federación Andaluza de Municipios  y Provincias (FAMP) y alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova Rueda, ha asistido hoy en Málaga a la firma de la “Declaración Mediterránea para la Protección de la Biodiversidad” en un acto enmarcado en la presentación de las conclusiones finales del proyecto horizontal Panacea. Un programa europeo integrado en Interreg  Med que ha tenido  como  enfoque el desarrollo y fortalecimiento de nuevas herramientas y mecanismos existentes de comunicación y capitalización para incrementar la visibilidad e impacto de los resultados de proyectos mediterráneos para la protección de la biodiversidad y los ecosistemas naturales.

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias, en su reunión de la Comisión Ejecutiva y del Consejo Municipalista Andaluz celebrada el 18 de julio de 2019, aprobó una Resolución ratificando la Declaración “Enfoques Eco sistémicos para la Gestión y la Protección de la Biodiversidad”.

La FAMP se adhiere a esta Declaración que diseña dos tipos de procesos contemplados en el Mediterráneo: por un lado, la aplicación de una gestión adecuada de las áreas protegidas mediante el diseño de redes y la gestión de mejores prácticas; y por otro, el uso de un enfoque por ecosistemas que aborde la sensibilidad ecológica e impactos transfronterizos fuera de áreas protegidas.

Villanova ha afirmado que los gobiernos locales andaluces “comparten el diagnóstico de esta Declaración y consideran prioritarias” todas las acciones que regulen  las actividades socioeconómicas y el uso de una gestión basada en la ciencia en áreas clave de importancia ecológica que sufren actividades humanas.

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) ha participado en el proyecto europeo WETNET, integrado en Panacea. Gracias a Wetnet se ha elaborado y testado una metodología muy valiosa para la gestión, la dimensión ecológica y socio-económica, en la que se destaca el papel de la biodiversidad y los ecosistemas en la generación de bienestar humano.

Villanova ha destacado la participación de la población local en la conservación de las áreas protegidas y de su biodiversidad “porque estamos convencidos que reducirá los conflictos sociales y seguros de que los municipios aprovecharán esta participación para  reflejar su compromiso con el cuidado de la biodiversidad y el respeto hacia el medio ambiente”.