Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
lab-europa2020
07-08-2020

La FAMP refuerza su papel en la cooperación cruzada en el Mediterráneo con dos proyectos europeos, MedSNAIL e Internisa para fomentar la agricultura sostenible y la innovación empresarial

El proyecto europeo “MedSNAIL, “Redes de Innovación Agroalimentaria en el Mediterráneo”, liderado por la FAMP ha venido desarrollándose durante este año desde que se organizara en Sevilla la jornada de lanzamiento en octubre de 2019. Este proyecto pretende impulsar un desarrollo sostenible local a través del sector de la agroalimentación y cuenta con la participación de un total de siete socios mediterráneos de Italia, Malta, Palestina, Jordania, Líbano y Túnez.

MedSNAIL persigue la preservación de la identidad y el patrimonio tradicionales de las comunidades rurales, a través de la puesta en valor de los productos agroalimentarios que están enraizados en las culturas locales. Esto permitirá construir una comunidad de líderes locales, tanto políticos como de la sociedad civil, agrupados para consolidar una “alianza de productores” y de productos tradicionales mediterráneos sostenibles desde un enfoque “slow-food”.

Este proyecto europeo comenzó con el desarrollo de un estudio de la agrobiodiversidad desarrollado por cada socio usando como referencia un área piloto. Estos estudios finalizaron entre abril y mayo pasados, gracias al esfuerzo de los socios, que continuaron sus trabajos pese a las dificultades surgidas con la crisis del COVID-19.

Para la FAMP, este estudio ha servido para identificar productos agroalimentarios sostenibles, como parte del diagnóstico que cada socio está llevando a cabo en su territorio. El objetivo final es seleccionar una serie de productos y prácticas de la agricultura sostenible que sean compatibles con la filosofía de “slow food” que permita poner en práctica una metodología para desarrollar las cadenas de valor de productos agroalimentarios  tradicionales a pequeña escala, recuperando y fomentando los productos propios y tradicionales de la dieta mediterránea.

Este estudio ha servido para fijar como territorio piloto el Valle del Andarax, en Almería, donde se desarrollarán la mayoría de  las actuaciones del proyecto. Durante los meses de junio y julio de 2020, la Fundación Slow Food, uno de los socios del proyecto, ha asesorado a la FAMP y al resto de los socios, en la identificación y el mapeo de los productos y productores sobre los que se trabajará en cada área piloto. A partir de septiembre se espera comenzar con dicho mapeo en el Valle del Andarax.

El proyecto tiene un presupuesto total de 2.028.807,74 de euros y se financia con cargo al programa de la UE  ENI CBC Med en un  90% (1.825.926,97 euros). Se desarrollará durante 3 años y pretende  impulsar el desarrollo sostenible de las pymes en el sector de la agroalimentación mediante la puesta en valor de los productos tradicionales de la dieta mediterránea, desde un enfoque que  incluye la filosofía de “slow-food” (comida lenta) y las cadenas de corto recorrido.

Algunos de los resultados que se esperan obtener será una “base de datos geolocalizada y una plataforma online” que dará acceso a pequeños productores locales, comunidades rurales, empresas agroalimentarias y a otros actores de la cadena alimentaria. Esta base de datos permanecerá abierta, una vez concluido el proyecto.

 

A MedSNAIL se suma un nuevo proyecto europeo “INTERNISA”

La FAMP suma un nuevo proyecto a su catálogo europeo. Se trata de INTERNISA, financiado en el marco del Programa ENI CBC MED. Esta iniciativa pretende abordar la brecha digital en clave de género provocando efectos negativos para las mujeres en el ámbito laboral. Con este proyecto se abordarán tareas que ayuden a eliminar esta discriminación y favorezcan la reducción del desempleo femenino; al tiempo que se buscarán formulas para impulsar servicios de empleo más innovadores.

Esto se conseguirá a través de la creación de una red que, siguiendo las recomendaciones de 2016 de la Unión por el Mediterráneo, implementará medidas que tengan efecto en ambos lados de la oferta y en la demanda, proporcionará destrezas digitales a las mujeres, instigará la puesta en marcha de un mecanismo que ajuste la demanda a la oferta laboral y ofrecerá formación laboral en los sectores de la agroalimentación, finanzas, textil y turismo.

El proyecto tiene una duración de 30 meses y abordará desafíos territoriales relacionados con el desempleo femenino, la brecha digital, la innovación emprsarial a través de la digitalización de los modelos de negocio de las empresas De este modo, INTERNISA promoverá la inclusion social y combatirá la pobreza de las mujeres, al proporcionarles destrezas digitales para acceder al mercado de trabajo, y al proporcionar al sector empresarial conocimientos digitales para mejorar sus beneficios empresariales e incrementar la contratación de mujeres.