Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
lab-europa2020
26-06-2020

La FAMP hace balance de la gestión de la pandemia y subraya su interlocución con los ayuntamientos andaluces

La Ejecutiva y el Consejo Municipalista Andaluz de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, reunidas hoy telemáticamente bajo la presidencia de Fernando Rodríguez Villalobos, han abordado la gestión de la pandemia y han destacado  que la FAMP ha sido un “el mejor medio de interlocución de los ayuntamientos andaluces con las Administraciones Públicas”.

“Hoy, el municipalismo andaluz ha dado un ejemplo de seriedad y unidad al aprobar por unanimidad las cuentas generales de la Federación de 2019, el plan de Formación Continua de 2020 y la integración de la FAMP en la futura Red de Entidades Locales para desarrollar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 que la FEMP pondrá en marcha”, ha indicado el presidente.

Villalobos ha destacado la participación activa de la Federación en las reuniones diarias del CECOR en el seguimiento e incidencias que ha producido el covib-19 en Andalucía. Así como la elaboración de numerosos informes en los que se han reflejado el punto de vista local y los intereses municipalistas en múltiples asuntos.

Villalobos ha informado sobre la reunión que mantuvo con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, donde quedó constancia el “malestar del municipalismo” ante la tardanza de este encuentro oficial, tras dos meses y medio después del decreto de estado de alarma. En este sentido, ha abundado que “fue un encuentro del que aún seguimos esperando sus frutos”.

“Trasladé al presidente que han sido semanas muy duras en las que no hemos encontrado reciprocidad institucional y, una vez más, los alcaldes y alcaldesas hemos dado el do de pecho al frente de nuestras responsabilidades y en defensa de nuestros vecinos y municipios, aunque nos hayamos sentido huérfanos por parte de la Junta”, ha reafirmado.

El presidente de la FAMP ha recordado que reclamó a Moreno Bonilla una Mesa de Trabajo Interinstitucional, de forma similar a como lo ha hecho el Gobierno de España con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) porque “es una manera de trabajar coordinadamente dando los mejor de las instituciones que representamos”.

En ese encuentro de trabajo con el presidente de la Junta de Andalucía, Villalobos solicitó prioridad para los planes de empleo y “sin que consultaran a los ayuntamientos nos hemos encontrado con el Plan Aire que nos recorta una importante partida presupuestaria con respecto a años anteriores”.  La FAMP también pidió una nueva convocatoria de Escuelas Taller, Casas de Oficio y Talleres de Empleo; así como un Plan de Turismo de Interior, además de la coordinación con los ayuntamientos de la gestión del Ingreso Mínimo Vital.

 

Tarjeta Monedero

El presidente de la FAMP ha subrayado que la Junta no puede obviar a los servicios sociales municipales en una situación provocada por la pandemia porque “estos servicios llevan 30 años gestionando las coberturas sociales sobre el terreno, palmo a palmo, en cada municipio y conocen las realidades y necesidades de nuestros pueblos y ciudades. No dudamos del papel que realizan las ONGs; pero aquí, el gestor más autorizado es el Ayuntamiento, máxime cuando además se puede estar incurriendo en una infracción legal respecto al tratamiento de datos personales. Por tanto, creo que la gestión de esos 17 millones de euros de la tarjeta monedero debió ser consensuada con los Gobiernos Locales a través de FAMP”.

 

Plan AIRE

Villalobos ha comunicado que la dotación presupuestaria del Plan de Empleo es insuficiente ya que sólo destina 165 millones de euros frente a los 278 del año 2018. “El Plan AIRE de la Junta ni es aire ni oxígeno para los municipios andaluces porque hablamos de 113 millones menos en unos momentos tan duros tras la crisis sanitaria y para la reconstrucción socioeconómica  no da para muchas contrataciones”.

 

Delegación de cultos externos

El presidente de la FAMP ha recordado que “en esta nueva normalidad hay medidas que deben ser dictadas por la autoridad competente, entre ellas la autorización de los cultos religiosos externos, competencia de la Junta de Andalucía. Por tanto, ahora no puede delegar, sin más, esa responsabilidad en las corporaciones locales. La LAULA recoge que este tipo de delegaciones debe ser aceptada expresamente por el Ayuntamiento”.

Finalmente, Villalobos hizo un llamamiento a un mejor entendimiento con la Junta de Andalucía, desde la lealtad y el compromiso de las corporaciones locales, abundando en la necesidad de que “sepamos reconducir las relaciones interinstitucionales con la creación de una Mesa de trabajo que desde la FAMP consideramos un instrumento muy útil para la reconstrucción y las relaciones entre la Junta y los entes locales”.