Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
logo_Lab_Turisno-local
lab-europa2020
IMG-20211122-WA0004

La FAMP destaca su labor y la importancia de las mancomunidades en la mejora de las entidades locales y su cooperación institucional

El presidente de la Comisión de Intermunicipalidad de la FAMP y presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, y la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela, analizaron el papel del municipalismo y el futuro de las mancomunidades, además de reconocer el trabajo esencial de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias para desarrollar una estructura territorial, equilibrada y democrática de las entidades locales.

IMG-20211122-WA0005

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) ha asistido al seminario “La prestación de servicios en forma mancomunada tras las situaciones de alerta: El valor de lo público y de lo comunitario en los territorios rurales”, organizado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y que ha tenido lugar en el municipio granadino de Torvizcón.

En este evento, la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela, ha mantenido un diálogo-entrevista con el presidente de la Comisión de Intermunicipalidad de la FAMP y presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, en el que se ha puesto de manifiesto la importancia de la cooperación institucional, tanto horizontal como multinivel, factor clave de la nueva gobernanza.

Entrena, ha hecho referencia al valor de las mancomunidades de municipios como “instrumentos más que necesarios para la planificación, gestión o ejecución en común de servicios de competencia local en los municipios y para velar por los intereses y necesidades de la ciudadanía”. Además, ha añadido que, junto a los ayuntamientos y diputaciones, realizan “una labor esencial” en la vertebración y cohesión territorial.

El presidente también ha apuntado que “probablemente, muchos de estos pueblos no podrían prestar servicios ni subsistir si no fuera por la asistencia técnica, económica y jurídica que reciben desde la Diputación y por las acciones que desarrollan de manera mancomunada las agrupaciones de municipios”. Igualmente, ha subrayado que estas entidades supramunicipales son “fundamentales” para que los vecinos reciban servicios de calidad “y tengan los mismos derechos, independientemente de donde vivan”, para fijar la población en el territorio y para “trazar un horizonte de futuro que permita a los jóvenes quedarse en sus pueblos y que no tengan que abandonarlos”.

Por su parte, Teresa Muela ha señalado que: “El papel que juegan las propias administraciones locales, que son las instituciones nucleares de organización política administrativa del territorio y las más cercanas a los ciudadanos, es especialmente relevante desde el punto de vista de la nueva gobernanza y, en consecuencia, como necesario referente para los cambios a abordar en sus bases de funcionamiento”.

En este sentido, es primordial destacar que las mancomunidades son entidades locales creadas por la asociación voluntaria de dos o más municipios para la ejecución de obras y servicios de carácter municipal; y que vienen a facilitar la consecución de determinadas competencias municipales que, de manera independiente, no podrían ser asumidas por los municipios de España.

La secretaria general de la FAMP también analizó, durante la ponencia “Mancomunidades: entidades tractoras para la recuperación socioeconómica y la equidad social y territorial” que “las mancomunidades en España constituyen las iniciativas de mayor impacto, tanto por su número como por el elevado porcentaje de municipios mancomunados. La diversidad de estos objetivos, así como su desigual distribución en el territorio es fruto no solo de la voluntad de los municipios mancomunados, sino que es resultado también de las políticas desarrolladas sobre las entidades locales supramunicipales de los gobiernos de las comunidades autónomas y de las diputaciones provinciales. Cabe destacar también la conducta asociativa que existe debido a la fragmentación territorial, y que objetivos de eficiencia y eficacia en la prestación de servicios públicos, llegando también a articular elementos esenciales en el desarrollo territorial, como es la solidaridad”.

El seminario de la FEMP también destacó temas como los nuevos desafíos de la cooperación intermunicipal tras el estado de alerta; las mancomunidades y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia; la cooperación intermunicipal como fórmula para ejercer competencias y prestar servicios de forma más eficaz; el papel del intermunicipalismo en la organización de la Administración Local; y buenas prácticas: prestaciones de naturaleza económica, de emergencia social, de recogida y gestión de RSU y de uso de infraestructuras comunes.

Asimismo, Teresa Muela planteó una serie de cuestiones al presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, destacando el papel tan importante que el municipalismo juega en la recuperación económica tras la pandemia; el impulso que los fondos europeos Next Generation-EU pueden generar en el modelo productivo de nuestro país y la modernización de nuestra economía; o los retos más inmediatos que tienen las mancomunidades de municipios, entre otras.

La secretaria general de la FAMP también destacó el papel de la FAMP como Red de Redes del Municipalismo del siglo XXI. “Es un instrumento útil para Andalucía, ya que, desde su creación, ha demostrado ser una organización idónea para la defensa de los intereses locales en su interlocución con el resto de Administraciones Públicas; y un foro desde donde se prima el consenso entre todos los grupos políticos que forman parte de nuestros Órganos de Gobierno. Así, ha ejercido como: mediadora ante las Administraciones Públicas de los Gobiernos Locales como Red de Redes; observadora de la gestión en excelencia de los gobiernos locales y de las políticas de participación ciudadana puestas en marcha; canalizadora de sinergias para el intercambio de experiencias y buenas prácticas que ayuden a rentabilizar recursos humanos y materiales; y generadora de Laboratorios de Ideas en clave de buena gobernanza para la mejora de los servicios públicos y el gobierno multinivel”.

“Desde la FAMP, y como venimos haciendo, impulsaremos actuaciones que contribuyan a la fidelización de las mismas, como asociadas que son, procurando nuestra colaboración en las tareas que ellas desarrollan en la prestación de servicios en términos de calidad, eficiencia y eficacia, con especial interés en aquellas situadas en entornos rurales, por considerarlas aliadas imprescindibles para procurar la sostenibilidad en la gestión de lo público, y ayudar a luchar contra el despoblamiento en Andalucía”, concluyó Teresa Muela.