Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
logo_Lab_Turisno-local
lab-europa2020
13-10-2021-

FAMP reconoce el “papel fundamental” de la mujer en la sociedad andaluza y pide reducir todo tipo de brechas con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales

El presidente de Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha reconocido este miércoles “el gran papel histórico y socioeconómico” de las mujeres con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales que se conmemora el próximo viernes 15 de octubre. Con este motivo, la FAMP ha realizado una Declaración Institucional dirigida a las corporaciones locales para que se hagan eco de ella. Una declaración que fue aprobada en la última reunión de los Órganos de Gobierno de la FAMP, el pasado 23 de septiembre.

Villalobos ha manifestado que “este Día conmemora la lucha de la mujer en las zonas rurales por alcanzar la igualdad en la sociedad y es, por tanto, una jornada de reivindicación. Queremos rendir un merecido homenaje a las mujeres rurales, reconociendo el papel estratégico que desarrollan en la agricultura, ganadería, en el emprendimiento y en la fijación de la población en los municipios rurales”, ha afirmado.

Pero también ha denunciado que “siguen existiendo brechas para las mujeres en las que hay que seguir trabajando para erradicarlas. La crisis sanitaria de la covid-19 ha agudizado, más si cabe, la situación de desequilibrio. Las mujeres rurales se encuentran en la primera línea de la pandemia como trabajadoras de la salud, cuidadoras y otras actividades. La crisis ha puesto de manifiesto, una vez más, la importancia fundamental de la contribución de la mujer en general y de la mujer rural en particular, así como las cargas absolutamente desproporcionadas que soportan”.

El presidente de la FAMP ha advertido que “la pandemia de la covid-19 ha originado nuevos obstáculos que se suman a los ya existentes y que frenan la participación y el liderazgo de las mujeres. La tasa de empleo en las mujeres rurales no llega al 50%, la mayoría de los contratos de trabajo son temporales y los salarios suelen ser más bajos. La participación de la mujer rural en órganos directivos es muy limitado y se enfrentan a un aumento de la violencia de género, a tareas de cuidados no remunerados, al desempleo creciente y a la pobreza.”

Villalobos ha abundado que la presencia de la mujer en el entorno rural “es absolutamente clave para conseguir la transformación económica, ambiental y social que necesitan los municipios y los territorios rurales de Andalucía”. En este sentido, se ha referido al Plan de Recuperación frente al Reto Demográfico aprobado por el Consejo de Ministros, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que incluye un apartado con medidas concretas para impulsar y potenciar el papel de la mujer en el mundo rural.

También la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, como nueva hoja de ruta mundial, contempla como asuntos de primer nivel, transversales e imprescindibles, la igualdad de género, el empoderamiento y los derechos de las mujeres para el desarrollo sostenible de los países.

Villalobos ha certificado que “desde la FAMP consideramos que, en primer lugar, para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, los gobiernos locales andaluces deben generar políticas públicas y presupuestos orientados a mejorar la calidad de vida de las mujeres, luchando por la igualdad y acabar con las brechas de desigualdad que se observan mucho más en las áreas rurales”

En este sentido, ha sostenido que entre los 17 objetivos de la Agenda 2030 se sitúa la Igualdad de Género, con la visión puesta en un futuro en igualdad y “no debemos dejar de relacionar y reflexionar sobre estos objetivos y el papel relevante de la mujer rural en relación al impacto en el despoblamiento de las zonas rurales y de la incorporación de la era digital en el sector agroalimentario. Por tanto, para evitar el despoblamiento de los municipios rurales y que estos sigan con vida y esperanza, necesitamos que las mujeres sean parte activa del emprendimiento y protagonistas de las zonas rurales en igualdad de condiciones con los hombres”.

Por otra parte, “los problemas se agudizan para las mujeres en el ámbito rural cuando se enfrentan a la violencia de género. Hay que seguir trabajando, a través del desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y, con la participación de todas las administraciones y partidos políticos para atender los problemas que sufren y eliminar la falta de recursos a los que se tienen que enfrentar”, ha denunciado. 

El presidente de la FAMP ha insistido que “no habrá desarrollo económico y social en el medio rural si las mujeres no contribuyen y participan en todos los ámbitos, especialmente en la actividad económica, sin olvidar la importancia del relevo generacional para evitar el fenómeno de la despoblación. Las mujeres rurales deben estar en el centro de la transformación hacia una economía digital y verde”.

“La FAMP, con esta declaración institucional, desea conmemorar un año más este día, con un carácter reivindicativo y con el compromiso de seguir trabajando para mejorar las condiciones de vida de las mujeres rurales. Hacemos partícipes a las entidades locales de Andalucía, porque desde el municipalismo estamos convencidos de que comparten estos planteamientos y los ponen en práctica mediante sus acciones de gobierno. Desde los Gobiernos locales debemos reforzar el papel de la mujer en el ámbito rural”, ha concluido Villalobos.

Con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, el pasado lunes 11 de octubre, tuvo lugar un debate en Onda Local de Andalucía en el que participaron  la presidenta de la Comisión de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la FAMP y alcaldesa de El Bosque (Cádiz), Pilar García Carrasco, junto al vicepresidente, diputado provincial y concejal del Ayuntamiento de Puerto de Santa María (Cádiz), David de la Encina Ortega, para abordar el papel de las mujeres rurales en Andalucía.