Laboratorios participativos

lab-eficienciaenergetica
lab-europa2020
25022019

El municipalismo se une en Sevilla para defender el 28F y el papel de las corporaciones locales después de 40 años de servicio

Villalobos: “El municipalismo andaluz se reafirma, hoy más que nunca, en su alma blanca y verde; en su vocación española y universal”

El municipalismo se une en Sevilla para defender el 28F y el papel de las corporaciones locales después de 40 años de servicio

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos; el vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía, Juan Marín Lozano y el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, han inaugurado hoy en Sevilla,  la “Conmemoración del 28 de Febrero en Clave Municipal” a la que han acudido cargos electos de numerosas corporaciones locales andaluzas.

Además, ha contado con una charla coloquio con el alcalde de Vera (Almería), Félix López; el primer edil de Pilas (Sevilla), José Leocadio Ortega; el regidor de Mijas (Málaga), Juan Carlos Maldonado; el de Conil de la Frontera (Cádiz), Juan Manuel Bermúdez; su homóloga de San Fernando (Cádiz), Patricia Cavada, y el alcalde de Peligros (Granada), Roberto Carlos García Jiménez.

Villalobos recordó aquellos años donde “existía un aleteo constante, un ir y venir, un gozo participativo en los ayuntamientos andaluces y el protagonismo de la gente de la calle, conscientes de que juntos aspiraríamos a todo porque el pueblo andaluz era consciente de vivir un momento histórico y por ello tomó las riendas de su destino.”

“Desde los ayuntamientos comenzó ese maratón de plenos municipales, en el verano del 79, reclamando el autogobierno a través del Artículo 151 de la Constitución Española”, recordó el presidente de la FAMP. “Un movimiento ciudadano y pacífico, incluyente y solidario que nos condujo a la autonomía andaluza, hace ya cuarenta años. Fue la primera vez que pudimos votar a nuestros representantes locales, en abril de 1979, y constituir esos primeros ayuntamientos de nuestra democracia. Una etapa histórica repleta de consenso político, de ilusiones y esperanza”.

“Desde entonces y hasta hoy, los gobiernos locales andaluces hemos contribuido decisivamente a la transformación, renovación y modernización de nuestro proyecto colectivo y hemos construido un Estado más democrático, plural y social”, subrayó.

 

Logros del municipalismo

Villalobos recordó que, en aquellos años, “se trataba de crear una infraestructura básica y elemental en la mayoría de nuestros pueblos y ciudades porque arrancábamos desde muy atrás. Pasado un tiempo llegó el momento de crear los servicios sociales que, a día de hoy, nos colocan como una tierra incluyente, acogedora y sensible con los que más lo necesitan. De esa etapa son los servicios sociales comunitarios y todas esas medidas que, en clave de bienestar, hacen de Andalucía un buen lugar para vivir y de acogida”.

El presidente de la FAMP también enumeró esos logros en los años boyantes de la economía, “en los que algunos ayuntamientos casi mueren de éxito, pero en los que todos aprendimos que nuestro sitio está con la gente, por encima de todo”. Hoy, destacó, “seguimos apostando desde lo local por aprovechar al máximo el talento del 50% de nuestra población, el de las mujeres, que tantísimo ofrecen y enseñan a los hombres”.

“La plena incorporación a la sociedad digital debe ser un asunto prioritario para la administración local para continuar con el proceso de implantación de la administración electrónica y para estar cada cerca de los ciudadanos. La proximidad es la razón del ser del municipalismo”.

“La nueva economía nos conduce hacia una transformación exponencial que la inteligencia artificial, el 5G o el Machine Learning se imponen a golpe de innovación. La administración local tiene que acompañar a los ciudadanos en todo este proceso formativo, de aprendizaje y de plena incorporación a una nueva manera de estar y entender esta nueva economía donde, si tu producto no está en los móviles, estás perdido. Eso implica un trabajo sistemático y sostenido, también desde el plano local, para que nuestros empresarios y emprendedores se suban a ese carro y con las corporaciones locales apoyando y abriendo caminos”, apuntó.

 

Despoblamiento rural

Villalobos se refirió a la despoblación, que en algunas zonas de España ya es un grave problema y que “en Andalucía está mostrando su tarjeta de visita”. Existen zonas donde se pierden habitantes en nuestra tierra. “Pero aún estamos a tiempo de revertir la situación, destinando fondos y recursos para que nuestras zonas rurales sigan vivas y habitadas. Recursos para el empleo, la formación, la digitalización y, en definitiva, todo aquello que lleve sangre a las venas de nuestra Andalucía más campechana”

El presidente de la FAMP reivindicó el espíritu participativo, entusiasta y lleno de ilusión que, ahora más que nunca, debería seguir imperando en el municipalismo “porque al margen de colores políticos, alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas de los casi 800 municipios andaluces somos una gran familia”. “La esencia de un buen municipalista es saber escuchar y dar soluciones a los problemas de sus vecinos y vecinas con prontitud y empatía. Un municipalista no se rinde, se crece en la adversidad y siempre tiene vocación de servicio público, de ayuda y entrega a los demás”, esgrimió Villalobos.

 

Autogobierno de Andalucía

De igual manera, se refirió al 28F como “un gran proyecto colectivo de casi 8 millones y medio de personas, que ni en los peores momento se ha rendido y siempre ha hecho bandera de su lealtad institucional y de un profundo sentido universal que sintetiza el himno de Blas Infante: ¡sea por Andalucía libre, España y la Humanidad! “Andalucía es, hoy por hoy, lo que sienten, palpitan e imaginan los vecinos y vecinas de sus casi 800 municipios. A escasos metros de la Casa de la Provincia - que un día fuese la primera casa de nuestra preautonomía con el liderazgo político de Fernández Viagas, el municipalismo andaluz se reafirma, hoy más que nunca, en su alma blanca y verde; en su vocación española y universal”, concluyó Villalobos.