Formación

18052020

Villalobos defiende el papel de las Corporaciones locales andaluzas como el “gran motor y revulsivo” para la recuperación socioeconómica tras la pandemia

El presidente de Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha participado este lunes junto al presidente de la Corporación Provincial cordobesa, Antonio Ruiz, en un Encuentro organizado por Radio Córdoba de la Cadena SER donde se ha analizado el papel que realizan las diputaciones provinciales y las corporaciones locales tras la pandemia del covid-19 a las que ha calificado como “el gran motor y revulsivo” para la recuperación socioeconómica de Andalucía.

Villalobos ha recordado que en estos tiempos de dificultad “estamos viendo un gran protagonismo de los ayuntamientos y diputaciones porque si algo está volviendo a quedar patente en estos días es la relevancia de los gobiernos locales a la hora de ofrecer soluciones efectivas y certeras en esta etapa de crisis sanitaria y económica”.

El presidente de la FAMP ha destacado que el papel del municapalimo ha sido  “vital para la construcción democrática”, así como “·la contribución de las corporaciones locales al proceso autonómico en Andalucía”, con el 4D y el 28F como fechas clave en las que los Ayuntamientos fueron la punta de lanza para alcanzar las aspiraciones de todo un pueblo.

Villalobos ha puesto de ejemplo, que en la anterior crisis mundial de 2008, los ayuntamientos recibieron 8.000 millones de euros a través del Plan E, con la clara intención de reactivar la economía y ahora, en este proceso de “desescalada tras la crisis sanitaria más grave en los últimos cien años, el Gobierno de España vuelve a confiar en los ayuntamientos y diputaciones para “reflotar la economía y para que el país se ponga en marcha”.

“El botón de muestra es que seremos nosotros los encargados, desde los servicios sociales municipales, de gestionar y designar los beneficiarios de la renta mínima que está planteando el Gobierno. En definitiva, lo que se evidencia es que los ayuntamientos son la administración más cercana a sus vecinos y vecinas y, por tanto, nadie mejor que ellos conocen qué teclas pulsar para reflotar las economías y para proteger a familias en riesgo de exclusión social”, ha remarcado.

Villalobos ha reivindicado el papel de la FAMP como coordinadora y catalizadora de la sensibilidad de los 786 municipios andaluces a los que representa y su papel determinante liderando y articulando la voz, las demandas y los planteamientos que presentan los municipios ante esta compleja etapa como parte fundamental que aporte soluciones y salida a esta crisis con una ambicioso paquete de medidas de choque.

Villalobos ha enumerado las acciones que, desde las corporaciones locales, se han venido desarrollando en este período de tiempo como los planes de desinfección y la búsqueda de EPIs en los mercados para dotar de equipos de protección a los servicios públicos municipales, y especialmente, a los servicios de ayuda a domicilio. Así como el papel desarrollado por  las diputaciones andaluzas al dotar de liquidez a las arcas municipales de los ayuntamientos, a través de anticipos ordinarios o la posibilidad de fraccionar tributos locales para la ciudadanía. En este sentido, ha abundado que desde la FAMP se está recogiendo un banco de buenas prácticas  “porque es precisamente ese buen hacer compartido el que nos ofrecerá soluciones certeras en cada lugar y momento”.

En otro orden de cosas, Villalobos se ha mostrado satisfecho con la confianza que el Gobierno central ha depositado en las corporaciones locales como “socios estratégicos para la salida de la crisis provocada por esta pandemia”. Pero, también ha pedido “más capacidad de maniobra para gestionar el superávit”. Los municipalistas, ha añadido, “no estamos pidiendo los 16.000 millones de euros que el Gobierno ha concedido a las Comunidades Autónomas para que hagan frente al gasto sanitario de la crisis, solo reclamamos que nos dejen usar nuestro superávit, y parte o la totalidad de los depósitos bancarios que tenemos en las entidades financieras que ascienden a más de 28.000 millones de euros en toda España”.

“Queremos utilizar nuestros recursos para ponerlos al servicio de la gente y planificar iniciativas que redunden en el empleo, en el apoyo a los más vulnerables y en el refuerzo del tejido productivo y empresarial de nuestros municipios”. Al mismo tiempo, ha enfatizado que “las diputaciones reforzaremos nuestro papel como principales valedoras de los municipios de menos de 20.000 habitantes, para los que somos el principal sustento y aliado en una coyuntura tan difícil y compleja como ésta”.

El presidente de la FAMP ha puesto de manifiesto que durante esta crisis se ha evidenciado la “rápida capacidad de respuesta de la administración local estando a la altura de lo que se le reclama, como ha sido siempre” por lo que “ también es el momento para ganar independencia en la gestión local y avanzar en la autonomía municipal que nos otorga la Constitución ya que somos una administración seria, responsable, cumplidora y debemos liderar la reconstrucción de la economía y del bienestar social en nuestros pueblos y ciudades”.

“En este proceso estarán los alcaldes y alcaldesas trabajando para sus municipios y la ciudadanía tanto en la desescalada como en la reconstrucción económica y social que no será posible sin contar con los ayuntamientos y las diputaciones. Y para remar en esa dirección, todos los municipalistas andaluces, congregados en torno a la FAMP, estamos dispuestos a trabajar con lealtad institucional y con el único objetivo de mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas; esa es nuestra hoja de ruta, nuestro objetivo y empeño”, ha concluido.