Formación

03052018

La FAMP saluda la nueva Ley de Fomento del Emprendimiento “como apoyo estratégico para la economía rural”

03/05/2018

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha valorado hoy como “muy positiva” la Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento, que reconoce el derecho de los ciudadanos a recibir los mismos servicios al crear un negocio y que, entre otros objetivos, pretende impulsar la internacionalización y la innovación del tejido productivo y aumentar el tamaño de las empresas que amplía los derechos de andaluces y andaluzas y garantiza que empezar un negocio cuente con ayuda formativa y material.

Villalobos ha hecho hincapié en “el especial tratamiento que la Ley contempla para el emprendimiento en el medio rural, ya que para ese entorno será un apoyo estratégico, porque mima especialmente las iniciativas en este enclave”.

En esa línea, el presidente de FAMP ha subrayado que, tal y como ha puesto de manifiesto la presidenta andaluza, Susana Díaz, esta Ley "aborda un nuevo compromiso cumpliendo con nuestros emprendedores, entendiendo el emprendimiento como un derecho y favoreciendo la igualdad de oportunidades para todos los andaluces que impulsen una actividad económica”. La norma presta especial atención a los autónomos como emprendedores, al emprendimiento femenino, al del mundo rural y al de segunda oportunidad, y una de las contribuciones más importantes es la creación de un Sistema Andaluz para Emprender, "que contará, por supuesto con la colaboración leal de las corporaciones locales y de la FAMP”, según apuntó Villalobos.

Esta Ley, precisó el presidente de la FAMP, “garantiza el derecho de la persona a emprender en igualdad de oportunidades; une el sistema del conocimiento con el de emprendimiento; fomenta el reconocimiento social de la persona emprendedora; impulsa y reconoce el emprendimiento rural y el femenino; garantiza la eliminación de impedimentos que limiten la iniciativa emprendedora, y fomenta la inclusión de cláusulas sociales”

El Sistema Andaluz para Emprender buscará la participación de los parques científicos y tecnológicos, comunidades de emprendedores, inversores, grandes empresas, entidades públicas y universidades, así como de agentes económicos y sociales, la FAMP y con entidades y organizaciones del ámbito de la economía social y del trabajo autónomo.

Esta Ley garantiza la prestación de una cartera de 15 servicios a cualquier persona emprendedora que quiera poner en marcha una idea, ofreciéndole asesoramiento, formación y acompañamiento para que su proyecto empresarial se consolide, crezca y genere nuevos empleos de calidad.

Dentro de este apoyo al acceso a la financiación, se tendrá especial atención a proyectos tecnológicos innovadores, creativos innovadores, iniciativas empresariales derivadas de proyectos de investigación, proyectos con alta capacidad exportadora o de cooperación, emprendedores de segunda oportunidad, iniciativas de mujeres y jóvenes menores de 30 años o mayores de 45 e iniciativas emprendedoras propuestas por personas con discapacidad.