Formación

20211216

La FAMP debate sobre la despoblación y el reto demográfico en su cuarto foro virtual

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias se ha mostrado muy sensible con este tema, por ello promueve e impulsa espacios para dar voz a las instituciones y los municipios afectados, además de proponer medidas que ayuden a mejorar esta situación.

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias ha organizado un nuevo foro de debate virtual, la cuarta edición enmarcado dentro del Laboratorio de Comunicación desarrollado junto con EMA-RTV, para centrarse en la problemática de la despoblación y el reto demográfico, en la actualidad.

En esta ocasión, el debate contó con las intervenciones de Francesc Boya, secretario general de Reto Demográfico del Gobierno de España; Soraya García, alcaldesa de Benaoján (Málaga); Francisco García, alcalde de Almócita (Almería); Antonio Muñiz, alcalde de Aroche (Huelva); y Teresa Muela, secretaria general de la FAMP.

Sin duda, el cambio demográfico es uno de los mayores desafíos que afronta la Unión Europea. En España, la despoblación es ya un reto al que enfrentarse, siendo, en el caso de Andalucía, una situación que afecta a la mitad del territorio. En lo que llevamos de siglo, 389 municipios andaluces han perdido población, siendo el 90% de ellos localidades rurales, de menos de 5.000 habitantes, y con más del 50% de su territorio con pendientes superiores al 20%, aunque también afecta ya a muchas de las ciudades medias que articulan la comunidad andaluza.

En palabras de Teresa Muela: “La FAMP es muy sensible a esta cuestión. Hemos tenido y queremos seguir teniendo un papel activo y principal en Andalucía en relación con este asunto. Pusimos la voz de alarma planteando el problema, estamos impulsando espacios de debate para que se escuche a las instituciones y personas de los municipios afectados, y estamos proponiendo medidas que ayuden a resolver la situación. Queremos avanzar en el concepto de cohesión territorial e igualdad de oportunidades, apostando por la innovación para traer a Andalucía la riqueza que consiga que esto se corrija”.

Es importante resaltar que la despoblación es un problema con solución. Hoy, el reto demográfico forma parte de la agenda política española; y desde marzo de 2019 contamos con la “Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico”, y la aprobación, en marzo de este año, del “Plan de Medidas ante el Reto Demográfico”, que destinará más de 10.000 millones y 130 políticas activas para luchar contra la despoblación y garantizar la cohesión territorial y social.

Francesc Boya, secretario general del reto demográfico del Gobierno de España, ha querido ofrecer un mensaje de optimismo. “La administración tiene sus tiempos, pero poco a poco se están desgranando palancas que reviertan esta situación de despoblación. Estamos trabajando en ofrecer a poblaciones de menos de 5.000 habitantes, municipios esencialmente rurales, dinero para mejora de los servicios. Se está haciendo también un esfuerzo en términos de conectividad, para que en el próximo ejercicio existan más de un millón de hogares con conexión a banda ancha. Los territorios deben estar vivos, tener energía y nuestras administraciones están sensibilizadas con esta cuestión, lo que nos permite tener una visión positiva. Es importante resaltar que el Plan de las 130 medidas establecerá 4.200 millones de euros en recuperar atrasos históricos, lo que conlleva un salto cuantitativo importante para poner al día a los territorios. Estamos en un momento de transformaciones rápidas, y el medio rural no puede quedarse al margen. Debemos trabajar juntos”.

En cuanto a los responsables políticos de municipios con problemas de despoblación, todos coinciden en la necesidad de mejoras tanto en digitalización como en servicios, especialmente en lo que respecta a las comunicaciones terrestres.

La alcaldesa de Benaoján, Soraya García, ha puesto de manifiesto la importancia de poner el foco en visibilizar estos problemas. “Para frenar la despoblación, necesitamos decisiones de impacto y especialmente, garantizar a nuestros municipios que servicios bancarios, sanitarios o educativos no se marcharán. Los ayuntamientos necesitamos que las instituciones establezcan contactos con estas entidades y nos ayuden a que permanezcan en nuestros territorios, frenando así las decisiones de grandes empresas de querer marcharse. Las localidades que son cabeceras de comarca reciben mayor financiación y sin embargo pueblos que están a una hora de estos lugares no encuentran este respaldo. Siempre digo que no hay mayor riqueza que tener un pueblo. Atraer a gente a nuestros municipios es fundamental, pero para ello necesitamos tres pilares de gran relevancia: garantizar servicios, mejorar las comunicaciones terrestres y mejorar las comunicaciones digitales; si podemos garantizar que nuestros jóvenes se queden, conseguir un mayor arraigo en nuestras localidades y que no se vean simplemente como un lugar en el que tener una segunda vivienda, conseguiremos un gran avance. Innovar es esencial”.

Por otro lado, Francisco García, alcalde de Almócita, ha reiterado “el empoderamiento actual de los habitantes de zonas rurales y especialmente de la mujer rural”. “Debemos pelear para que pueblos de interior salgan adelante con las inversiones que vienen, pero es necesario acabar con los estereotipos de que en las zonas rurales existen analfabetismo, que son zonas atrasadas o que no hay futuro. Nuestra realidad es que tenemos problemas, como la vivienda o las comunicaciones, pero es necesario hacer una discriminación positiva en la que se impliquen tanto los medios de comunicación como las instituciones, ya que todo lo que se desarrolla en los pueblos es patrimonio de todos y es vital apostar por el mantenimiento y la prosperidad en los mismos”.

También el alcalde de Aroche, Antonio Muñiz ha valorado la situación existente en la zona onubense realizando un contraste entre optimismo y realismo. “El desequilibrio territorial en Andalucía es una de las mayores circunstancias que provoca mayor desigualdad entre los ciudadanos. Eso debe corregirse de manera urgente. Necesitamos que los servicios de los pueblos dejen de desaparecer y es una realidad que cada mes vemos como nuestros pueblos pierden entidades bancarias o recursos sanitarios o escolares. Vivimos en un mundo urbano que cuenta con un mayor atractivo y que penaliza la cultura o el modo de vida rural y ese cambio cultural complejo es urgente, necesitamos políticas de comunicación que transformen ese pensamiento. Es esencial que los habitantes de los pueblos se sientan orgullosos de formar parte de él, ya que los que sabemos lo que es vivir en un pueblo podemos sentirnos realmente privilegiados. Nosotros hemos trabajado mucho para frenar esa despoblación y hemos conseguido bajar del 13% al 3%. Nuestro crecimiento sigue siendo negativo, pero la diferencia es grande”.

En conclusión, el reto demográfico es un problema que debe ser solucionado. En palabras de la secretaria general de la FAMP: “Necesitamos hombres y mujeres de nuestras tierras que hagan que nos arraiguemos a nuestros territorios. Desde la FAMP diseñamos herramientas y generamos procesos para generar y mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”.

Los foros de debate virtual están resultado una herramienta útil y una ventana para conocer distintas realidades de Andalucía, por lo que tanto la FAMP como EMA-RTV han querido hacer un llamamiento para que la participación en estos espacios siga en aumento tal y como ha venido haciendo hasta ahora.