Formación

05072018

La FAMP celebra el plan de choque destinado a los menores en riesgo de exclusión, aprobado por el Gobierno de España

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha valorado positivamente el plan de choque destinado a los menores en situación de vulnerabilidad, aprobado por el Gobierno de España, para “acabar” con la pobreza y combatir “de manera eficaz” la exclusión alimentaria que sufren miles de niños y niñas en los meses de verano. Rodríguez Villalobos ha manifestado que le “parece acertado e ineludible” que la pobreza infantil esté en la agenda política del nuevo gobierno, con la creación de un alto Comisionado.

En esa línea, el presidente de la FAMP valora el esfuerzo económico que el Gobierno de España destinará a programas vacacionales infantiles, que pasa de 5 a 10 millones de euros. Con esa inversión se posibilita que aquellos niños encuadrados en parámetros de carencia severa y riesgo de pobreza sean atendidos.

El plan contempla que, en colaboración con los ayuntamientos y las comunidades autónomas, los menores desayunen y coman en los comedores sociales o campamentos, así como que cenen, en el caso de los más necesitados.

Dicho programa arrancó con la llegada de la crisis económica, tras detectar que el cierre de los colegios y sus comedores escolares provocaba que muchos menores no recibieran adecuadamente las tres comidas diarias en julio y agosto.

 

Programas de Solidaridad y Garantía Alimentaria de la Junta

 

Por otra parte, Rodríguez Villalobos ha destacado que “desde hace varios años, las corporaciones locales andaluzas han trabajado codo con codo con la Junta de Andalucía en una red, coordinada con más de 70 municipios, con un plan para combatir la exclusión alimentaria y en apoyo a la infancia”.

La Junta de Andalucía realiza un gran esfuerzo, que continúa en verano, para luchar contra la pobreza infantil con programas como el de Garantía Alimentaria, con comedores sociales, o las ayudas económicas familiares, que en 2018 cuenta con 13,3 millones de euros y del que se podrán beneficiar 22.600 familias y 38.600 menores en Andalucía.

Con estas iniciativas puestas en marcha por el Estado central, la Junta de Andalucía y la colaboración de las corporaciones locales “sabremos distribuir unos recursos” que tienen como objetivo primordial  “la lucha contra la pobreza y la exclusión”, puntualizó Rodríguez Villalobos.

Para el presidente de la FAMP, todo lo que sea luchar contra la exclusión social y alimentaria en menores, “es un gran avance para conseguir una sociedad más justa, humana y solidaria; máxime cuando se trata de proteger a la infancia, la población más vulnerable del sistema”.