Formación

10-02-2021 2

FAMP participa en una jornada en la que se aborda el impacto de los Fondos Europeos NEXT Generation en la España rural

Repueblo, el movimiento rural que tiene como objetivo principal generar dinámicas innovadoras y nueva gobernanza en los territorios, ha organizado este miércoles en colaboración con la FAMP un webinar en la que se han abordado los Fondos de la Unión Europea en la España rural. El acto ha contado con la presencia del secretario de Estado para el Reto Demográfico, Francés Boya, del experto en la Política Agraria Comunitaria (PAC), Tomás García-Azcárate y del director de Repueblo, Luis de Cristóbal.

En el marco de este debate, se ha puesto de manifiesto que la innovación social requiere una mayor coogobernanza y la participación activa de todos los agentes; así como que los territorios tengan una Agenda Urbana y una estrategia sólida porque así estarán mejor posicionados para captar estos fondos europeos, “una gran oportunidad para la España rural que podrá mejorar sus ofertas turísticas y sus servicios gracias a la tecnología, la digitalización e innovación”; pero también, han advertido que estos “fondos no serán un café para todos”.

De Cristóbal ha puesto de manifiesto la necesidad de “enamorar desde el entorno rural” y no ver los proyectos sólo como algo “racional”, sino dotarles de un propósito y una visión europeísta. “Europa no es un padre que nos subvenciona, sino una hermandad a la que pertenecemos, donde sí los territorios colaboramos y cooperamos, podremos transformar la realidad rural con un gran propósito”.

García-Azcárate ha subrayado que “los fondos NEXT Generation son como 10 o 15 planes Marshall” y tienen la finalidad de reconstruir una nueva normalidad y resolver las asignaturas pendientes de la UE. “La movilización de estos fondos supone un salto cualitativo para la economía europea ante el reto climático”. En este sentido, ha abundado que la reconstrucción de Europa es esencial, tras el impacto de la mayor crisis sanitaria sufrida en el último siglo, pero “debemos reconstruir otra Europa distinta y en ello convergen estos fondos”.

Ha destacado los 15.000 millones de euros que la UE destinará al desarrollo rural en el período 2021-2025. Sólo para este año, 7.957 millones de los cuales 729 vendrán a España. De igual manera, se ha referido al despoblamiento como un tema prioritario para las autoridades comunitarias ya que en el nuevo Objetivo 5 del FEDER recoge que se promoverá “el desarrollo e integrado de zonas rurales, urbanas y costeras y las iniciativas locales”. La nueva definición de despoblación incluye provincias que tienen una densidad de población inferior a 12,5 habitantes por Kilómetro cuadrado, además de las áreas que han sufrido un descenso demográfico de al menos un 1% entre el período 2007/2017.

García-Azcárate ha asegurado que “el tema de la despoblación es de tal dimensión que no puede quedar reducido en la agenda europea al ámbito rural y, por lo tanto, exclusivamente al FEADER, como ha ocurrido en el actual período de programación 2014-2020. Europa ha hecho su trabajo, ahora España tiene que asumir el protagonismo en la distribución de estos fondos y hacer un gran esfuerzo organizativo que tendrán unos mecanismos de control y supervisión por parte de diferentes Administraciones Públicas, lo que impedirá su mal uso. El control de los Fondos Next Generation está asegurado”, concluyó.

El secretario de Estado para el Reto Demográfico, Francés Boya, ha resaltado la respuesta de la Unión Europea que “nos permitirá salir de esta crisis con un mecanismo insólito y novedoso ya que con celeridad debemos invertir estos fondos en 3 años para combatir las consecuencias de esta pandemia sin dejar nadie atrás”.

Boya ha afirmado que “el mundo rural no puede quedarse al margen de estos fondos que nos deberán ayudar a luchar contra las disfuncionalidades históricas que sufre la España vaciada desde hace décadas”. “Deben servir para mejorar los servicios públicos, las infraestructuras, la retención del talento para luchar contra la despoblación; y para ello tenemos que apostar por una transición en clave verde y digital, proyectando más cohesión social y territorial; y desde una gobernanza multinivel”.

Por otra parte, ha anunciado que “desde el Gobierno de España se van a destinar 2.500 millones de euros al mundo rural” para mejorar la eficiencia energética, vivienda, movilidad, medio ambiente o saneamiento de aguas residuales. “Con ello pretendemos garantizar la capilaridad de estos fondos desde una visión transversal del reto demográfico para que estos fondos de la UE lleguen a los municipios de menos de 5.000 habitantes”. En este aspecto, ha abundado que estas partidas se invertirán en “proyectos concretos y será un dinero finalista”.

Finalmente, se ha referido a los más de 4.200 proyectos recibidos que representan “una foto exacta de los que pide la España vaciada” y animó a los gobiernos locales a que “pongan el radar en las convocatorias que realicen las Comunidades Autónomas y el Estado para que puedan optar a ellas y así reactivar la vida económica y social de sus municipios”.