Formación

9-11-2021

FAMP celebra una jornada sobre despoblación en Genalguacil (Málaga)

El secretario general para el Reto Demográfico del Gobierno de España, Francesc Boya;  el viceconsejero de la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Antonio Sanz; la vicepresidenta de la Diputación de Málaga y diputada de Atención al Despoblamiento del Territorio, Natacha Rivas; junto al alcalde de Genalguacil (Málaga), Miguel Ángel Herrera; y la secretaria general de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Teresa Muela, han inaugurado este martes una jornada de Formación Continua en la que se ha abordado la despoblación el siglo XXI: un reto manejable.

Los objetivos que pretende esta acción formativa son, entre otros, analizar las consecuencias apreciables del proceso de la despoblación y explorar las adaptaciones que las administraciones públicas deben abordar, conocer el plan de medidas ante el reto demográfico y las acciones que deben adoptar las corporaciones locales en la búsqueda de recursos para combatir la despoblación.

De igual manera, se ha tratado el plan nacional de recuperación y resiliencia que aborda el reto de la despoblación y se ha analizado la influencia de la pandemia del covid-19 sobre la despoblación. En este encuentro, se ha puesto de manifiesto que el reto demográfico debe estar en el centro de las políticas públicas. Para ello es imprescindible la innovación social con el fin de repoblar el mundo rural; así como el aprovechamiento de todas las oportunidades ofertadas por los planes nacionales y fondos europeos.

La secretaria general de la FAMP, Teresa Muela, ha advertido que “la despoblación es ya un reto que en el caso de Andalucía afecta a la mitad del territorio. En lo que llevamos de siglo 389 municipios andaluces han perdido población, el 90% de ellos son municipios rurales de menos de 5.000 habitantes y con más del 50% de su territorio con pendientes superiores al 20%, pero también afecta ya a muchas de las ciudades medias que articulan Andalucía.”.

En este sentido, ha enfatizado que” los municipios afectados por la despoblación están consiguiendo que se visualice el problema y se introduzca en el debate político europeo, autonómico, provincial y local. Hoy el reto demográfico forma parte de la agenda política española, en marzo de este año, se aprobó el Plan de Medidas ante el Reto Demográfico que destinará más de 10.000 millones y 130 políticas activas para luchar contra la despoblación y garantizar la cohesión territorial y social”.

Muela ha subrayado que esta jornada ha pretendido crear conciencia porque “la despoblación es un reto manejable y ya contamos con herramientas para combatirla y la determinación de hacerlo. Hemos pretendido ofrecer recursos a quienes ya están inmersos en esta lucha y ser un espacio de puesta en común para avanzar”

“Queremos inspirar ideas útiles, conscientes de que las verdaderas soluciones nacen del territorio, de los protagonistas que se mantienen en los pueblos, y de que estas no son homogéneas o intercambiables. El siglo XXI ha despertado las conciencias sobre la importancia de la despoblación y sus efectos, por eso es importante apostar por una discriminación positiva que ofrezca igualdad a quienes deseen instalarse en los pueblos y con ello contribuir a revertir la despoblación dando”, ha concluido.

La conferencia inaugural ha sido impartida por la catedrática emérita de Geografía Humana, Mercedes Molina que abordó la nueva frontera rural-urbana en un nuevo modelo de integración. Francesc Boya, secretario general de Reto Demográfico del Gobierno de España, presentó a la conferenciante.

Posteriormente, se han celebrado una serie de mesas redondas y un panel de buenas prácticas de las entidades locales andaluzas que ha contado con la presencia de Ana Muñoz, diputada de Desarrollo Sostenible y Empleo de la Diputación de Granada ; Juan Díaz, diputado delegado de Cohesión Territorial de la Diputación de Córdoba; Natacha Rivas, diputada de Área de Ciudadanía y Atención al Despoblamiento del territorio de la Diputación de Málaga; Leonor Romero, diputada del Área Metropolitana y Políticas Transversales de la Diputación de Huelva ; Amador Sánchez, gerente de PRODETUR de la Diputación de Sevilla.

La mesa redonda “mitigación y adaptación a la despoblación. Como atraer población a los pequeños pueblos” ha contado con la presencia de Oscar Izcara , presidente de Agalsa; Ángel Calle, profesor de Sociología de la Universidad de Córdoba; Jeannette Segarra, directora general de la Agenda Valenciana Antidespoblamiento y de Juan Carlos Castillo Ezpeleta, presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos,  y alcalde de Peralta.

La siguiente mesa redonda analizó los recursos para luchar contra la despoblación en la que participaron Diego Canga, consejero de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea; Juana López, directora general de Políticas contra la Despoblación del Gobierno de España;  Carlos de la Paz, director general de Fondos Europeos de la Consejería de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía; y Pedro Bruno, diputado de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Cambio Climático de la Diputación de Jaén.

La última mesa redonda afrontó la Despoblación, creatividad y emprendimiento con los ponentes Verónica Romero, presidenta de FADEMUR; Cristina Herrero, presidenta de OFYSTES; Juan David Moreno, presidente de la Mancomunidad de Municipios de La Alpujarra Granadina; y Miguel Ángel Herrera, alcalde de Genalguacil (Málaga). Esta mesa fue moderada por Juan Manuel Fernández Ortega, director de Formación e Innovación Pública de la  FAMP.

Esta jornada, celebrada de manera presencial en la localidad malagueña de Genalguacil, ha estado destinada al personal técnico de las corporaciones locales, a los responsables políticos de los gobiernos municipales, a agentes económicos y sociales, así como a asociaciones de medio ambiente.