Formación

27-01-2021

FAMP analiza con la Junta de Andalucía la mejora del Servicio de Ayuda a Domicilio y la Dependencia y le solicita su financiación íntegra y adecuada

El presidente de la  Federación Andaluza de Municipios y Provincias y de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, junto con los vicepresidentes de la Federación y la presidenta de la Comisión de Igualdad de la FAMP y alcaldesa de El Bosque (Cádiz), Pilar García, se han reunido telemáticamente este miércoles con la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz, para abordar la situación en Andalucía del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) como prestación de la Ley de Dependencia, y su necesaria y urgente mejora, especialmente la garantía de su financiación.

Villalobos ha avanzado que la FAMP, como institución que vertebra el municipalismo andaluz, “viene reivindicando desde hace tiempo la urgencia de que la prestación de este fundamental servicio como prestación derivada de la ley de Dependencia, sea financiada en su totalidad y forma adecuada por la Administración competente, evitando que recaiga sobre la Administración local y posibilitando que se desarrolle con adecuados niveles de calidad a la ciudadanía, y en condiciones laborales dignas para las personas trabajadoras que lo desarrollan”.

En este sentido, ha recordado que en los últimos días ha mantenido reuniones de trabajo con la delegada Gobierno en Andalucía, Sandra García, que explicó el Plan de Choque estatal a través del cual nuestra Comunidad Autónoma recibirá 122 millones de euros adicionales para financiar prestaciones y gestión en Dependencia. “Desde la FAMP “hemos oído a colectivos y asociaciones” del sector de la Dependencia como CECUA, Faecta, FADAE y URBASER, destacando que  “estos colectivos valoran el aumento del precio de la hora de ayuda a domicilio anunciado por la Consejería, pero que este aumento lo consideran insuficiente para paliar incremento de los costes de la última década”, ha corroborado.

Según informes técnicos especializados, Villalobos ha explicado que los costes hora reales están por encima de los 14,60 euros anunciados. Según este análisis, la suma de los costes de personal (12,85); gastos de explotación (1,09); beneficio industrial (1,39) e impuestos (0,61); el coste total del servicio se iría a 15,95 euros/hora. Por tanto, faltarían 1,35 euros/hora que, en la práctica, se asumen en muchos casos por los ayuntamientos y diputaciones.

Los dirigentes de la FAMP han recordado a la consejera Ruiz que “la Ley establece que la gestión  del SAD debe ser financiada íntegramente por la Junta  de Andalucía y el Estado. Las corporaciones locales no han de asumir esa financiación, si bien se ven forzadas a hacerlo para posibilitar la continuidad de este servicio, incluso en la dificilísima situación en que se encuentran ante la excepcionalidad de gastos a atender derivados de la pandemia del Covid19, suponiéndoles un importantísimo sobreesfuerzo económico en una competencia que no les es propia”.

 

Propuestas FAMP

La FAMP ha presentado un paquete de propuestas urgentes a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación para la mejora de la financiación del Sistema en Andalucía. En este sentido, se aboga por la incorporación al Presupuesto Andaluz del incremento de financiación del nivel mínimo por parte de la AGE. En Andalucía ese incremento se estima en 70,48 millones de euros  para cada uno de los ejercicios de 2021, 2022 y 2023. La cuantía total ascendería a 211,45 millones para este trienio, procedente de este incremento estatal.

De igual manera, propone la inmediata suscripción al Convenio con la AGE que articule las cuantías del nivel acordado que supondría otros 52,19 millones, a los que habría que sumar la aportación equivalente por parte de la Comunidad Andaluza. La FAMP estima que serían 104,38 millones para 2021, y cuantías similares para 2022 y 2023. En Total serían unos 300,14 millones que se aplicarían durante este trienio procedente del Estado y de la  Junta de Andalucía.

Los dirigentes de la FAMP han expuesto que la aplicación de buena parte de esa financiación adicional para este próximo trienio debería dirigirse a la adecuación urgente del coste hora del SAD ya que Andalucía es la penúltima en la lista del coste/hora efectiva de este servicio en relación al resto de Autonomías

Villalobos ha transmitido a la consejera que el sector pide “diálogo, responsabilidad y rigor a los responsables políticos y entienden que es necesario un plan de actuación a 3 años donde se continúe con la subida paulatina del precio hora a 16, 17 y 18 euros”. En Andalucía se atienden a más de 100.000 dependientes a través del SAD, con 35.000 auxiliares de Ayuda a Domicilio y concentra el 40% de prestaciones de SAD de todo el país. Según el sector, urge dicha medida para garantizar la prestación de este servicio con calidad y atención adecuada de las necesidades de las personas usuarias dependientes, manteniendo la permanencia de muchas personas mayores en sus domicilios y entorno; y garantizar igualmente las adecuadas condiciones salariales y laborales de quienes prestan el servicio, en su mayoría mujeres.

Desde la FAMP “se apuesta y se pide un plan de mejora del Sistema de Dependencia en Andalucía”  con la finalidad de reducir de la lista de espera en Dependencia; incrementar las horas del Servicio de Ayuda a Domicilio (actualmente insuficiente 10 horas mensuales en grado I); sin olvidar la necesidad del refuerzo urgente de personal y financiación expresa para la gestión que han de recibir  para la prestación del SAD con más calidad, al ser los Servicios Sociales Comunitarios de los ayuntamientos quienes deben encargarse de buena parte de esa gestión como puerta de entrada al sistema en dependencia, labores de valoración y elaboración de planes de individuales de atención.

Finalmente, el presidente Villalobos ha resaltado que” la lealtad institucional y la cooperación mutua de todas las administraciones públicas a favor de  la ciudadanía nos obligan a institucionalizar un diálogo permanente entre la FAMP y la Junta de Andalucía en unos momentos tan difíciles como los que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia del covid-19.  Además, ha reiterado la plena colaboración para seguir trabajando en la actualización de la Orden reguladora del SAD, a cuyo borrador se hicieron el pasado año desde la FAMP más de 200 aportaciones, a la espera de que hayan tenido en consideración, y ha recogido en compromiso manifestado por la consejera de que en breve someterán el último borrador de la Orden a la FAMP para continuar avanzando en este consenso interinstitucional”.