Formación

CAGL 5

El Consejo Andaluz de Gobiernos Locales “reitera” a la consejera Ruiz que la nueva Orden del Servicio de Ayuda a Domicilio “debe consensuarse con el municipalismo”

El pleno del Consejo Andaluz de Gobiernos Locales (CAGL), presidido por el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano; y con la asistencia de todos sus miembros, se ha reunido este lunes telemáticamente con la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz, para conocer el desarrollo de la urgente actualización que precisa la regulación del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) en la  nueva Orden que la Junta está elaborando. En el marco de este encuentro interinstitucional, se han reiterado las reivindicaciones que viene planteando el municipalismo andaluz a través de la FAMP “sobre la urgencia de la actualización de la financiación del SAD como prestación del sistema de dependencia que debe llegar” de la Junta de Andalucía a través de los convenios de gestión con diputaciones y ayuntamientos.

El Consejo ha recordado que “el problema de infrafinanciación del SAD viene afectando muy negativamente a las capacidades de atención de sus competencias propias por las diputaciones y ayuntamientos, máxime en la situación de crisis socio sanitaria sufrida por la pandemia del covid-19, al tener que asumir sobrecostes por una financiación que corresponde a otras administraciones pero que no cubre el coste real del servicio, siendo ya muy urgente actualizar de forma adecuada y suficiente el coste de la hora, que actualmente se mantiene en 13 euros;  así como cubrir los extracostes de gestión que han de asumir los Servicios Sociales Comunitarios de los Gobiernos locales por tener que atender las tareas de gestión impuestas por el sistema de dependencia que ha de financiarse en su integridad por la Administración estatal y autonómica”.

El Consejo Andaluz de Gobiernos Locales “confía en que se tengan en cuenta las aportaciones que desde la FAMP se hicieron a un primer borrador en junio pasado y que van en la línea de incluir tanto las mejoras de garantía de financiación necesarias, como otras de gestión tendentes a conseguir un servicio de mayor calidad para las personas usuarias, de forma que la ayuda a domicilio se preste de la forma más personalizada posible; con procedimientos ágiles y, sobre todo, garantizando unas adecuadas condiciones salariales y laborales al personal que lo presta, fundamentalmente mujeres, que han demostrado un compromiso y esfuerzo en estos tiempos de pandemia”.

Desde el Consejo se recordó que estas reivindicaciones se plasmaron en la Resolución aprobaba por unanimidad, el pasado 12 de diciembre, por los Órganos de Gobierno de la FAMP y trasladada a la consejera Ruiz, con la que se mantuvo una reunión donde se revisaron las preocupaciones y reivindicaciones de la patronal del sector y de otros colectivos afectados, con respecto al incremento anunciado del precio/hora a 14,60 euros. Aumento que consideraban “insuficiente, reclamando una planificación durante el trienio 2021 a 2023 que baraje como cuantías 16, 17 y 18 euros respectivamente para adecuarse a los costes reales que sus propios estudios han puesto de manifiesto”.

En la reunión de esta tarde se “ha reiterado la imprescindible búsqueda de consenso para que la nueva Orden recoja las reivindicaciones municipalistas, en especial y por su trascendencia y oportunidad legal, la actualización de la financiación para cubrir en su integridad los costes reales de la gestión y prestación del servicio que implica superar el aumento de los 14.60 euros/hora del servicio (aprobado ya por la Consejería) para adaptarlo a los costes reales en forma similar a la planteada por el sector”.

De igual manera, el Consejo Andaluz de Gobierno Locales ha reiterado “como imprescindible la financiación íntegra del sistema de Dependencia, y concretamente del SAD, que debe ser asumido por el Estado y la Junta por imperativo de la Ley de Dependencia sin previsión alguna de aportaciones de las entidades locales que no deben soportar ningún coste de financiación de esta prestación de dependencia, y si atender sus propias competencias para atender otras necesidades de su población, que son muchas”

También se ha recordado -  con respecto a dar la adecuada y suficiente cobertura financiera a los extracostes de gestión que supone la asunción por los Servicios Sociales municipales de tareas derivadas del desarrollo del Sistema de Dependencia (tareas de coordinación, seguimiento, supervisión o evaluación) - la propuesta de hacerlo mediante un incremento del coste máximo del servicio de un 3% (y hasta un 3% adicional para casos de dispersión geográfica).

El Consejo Andaluz de Gobiernos Locales ha señalado el resto de aportaciones para mejorar las condiciones de prestación del servicio en calidad para usuarios y trabajadoras, desde la experiencia acumulada de los Servicios Sociales Comunitarios, “esperando que sean consideradas en el borrador de Orden de que finalmente se someta al Informe preceptivo del Consejo Andaluz de Gobiernos Locales, como trámite fundamental en el procedimiento legal de elaboración normativa de la Junta de Andalucía, que esperamos se incluyan formalmente en fechas próximas para conseguir la actualización regulatoria pretendida”

Finalmente, ha incidido que “desde el municipalismo apelamos a construir puentes de entendimiento que nos permitan inaugurar nuevas líneas directas de colaboración interinstitucional desde la máxima colaboración y lealtad entre la Junta de Andalucía y las corporaciones locales”.