110718_2

La FAMP participa en el Congreso Andaluz de Centros Comerciales Abiertos celebrado en el Puerto de Santa María

Los Centros Comerciales Abiertos son una iniciativa de la Junta de Andalucía

La Federación Andaluza de Municipios y provincias (FAMP) ha estado presente hoy en el Congreso Andaluz de Centros Comerciales Abiertos que se ha celebrado esta mañana en el Puerto de Santa María (Cádiz) y que ha sido inaugurado por el director general de Comercio de la Junta de Andalucía, Raúl Perales y por el alcalde de la localidad, David de la Encina.

La jornada, celebrada en el Monasterio de San Miguel, ha contado también, en su inauguración, con la delegada de Conocimiento y Empleo en Cádiz, Gema Pérez Lozano; el presidente de la Asociación de Empresarios CCA, Miguel Ángel Moreno; Lucía González Pérez, gerente del CCA Puerto de Santa María y de la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela Tudela.

Los centros comerciales abiertos surgen como una respuesta de las ciudades a los desplazamientos de sus residentes hacia localizaciones periféricas. En el extrarradio fue habitual la presencia de formatos comerciales. Frente a esta realidad, los centros comerciales abiertos buscan explotar economías de alcance que se derivan de la actuación conjunta de los integrantes del llamado pequeño comercio urbano. Este tipo de asociaciones pone de relieve la función social de la actividad comercial, siendo un claro exponente de colaboración público-privada.

En los últimos años, el sector comercial en Andalucía ha tenido que emprender un intenso proceso de transformación, de cambio y expansión.  Este proceso de cambio y evolución viene motivado en gran parte por la incorporación a la distribución comercial de nuevos formatos comerciales: franquicias, centros comerciales, hipermercados,  cadenas, comercios asiáticos. Las grandes superficies y centros comerciales cuentan con las nuevas tecnologías de la Información y la comunicación, con un márketing comercial agresivo y con estudios de mercado. Una gestión profesionalizada.

Por el contrario, el objetivo de los Centros Comerciales Abiertos es el de fomentar un espacio comercial óptimo que incentive la venta y el ocio impulsando sistemas de  ofertas y promociones comerciales  con la   personalidad  y  especialización de los comercios tradicionales,  marcas de comercios locales de prestigio que, son bien valoradas  por el consumidor que visita las ciudades o pueblos andaluces.

Los Centros Comerciales Abiertos (CCA) tienen un formato comercial para contribuir a la modernización de los espacios comerciales tradicionales de las ciudades.  Su implantación trae consigo consecuencias positivas de índole económica, social y urbana. Contribuyendo al incremento del empleo, el autoempleo, la democratización de los beneficios económicos, la satisfacción del consumidor, la descongestión de las vías de comunicación y la revalorización de espacios urbanos degradados.

Para Teresa Muela Tudela “es básico que estos centros tengan una estructura de gestión definida y una asociación que represente a los asociados del CCA; además debería estar  gestionada profesionalmente”. Esta gerencia, para la secretaria de la FAMP debe “contar con una estrecha colaboración con los órganos de gobierno municipales, autonómicos y estatales”, pero sobre todo, debe de tener una “relación activa con los ayuntamientos”, ya que para coordinar todas las acciones relacionadas con la gestión y el entorno se debe de llegar a acuerdos y consensos. “El comercio debe ser un elemento esencial en la construcción de la vida social de ciudades y pueblos, configurándose como el principal eje vertebrador de la sociedad urbana.”, concluyó Muela Tudela.